Mos, A Guarda y Baiona, en el ojo de los inspectores urbanísticos

Mos, A Guarda y Baiona están en el punto de mira de la Xunta para realizar inspecciones urbanísticas. Se trata de verificar si las empresas y viviendas cumplen con las normas que rigen en estos municipios.

Una de las preocupaciones son las construcciones realizadas en suelo afectado por la Ley de Costas, es decir alzadas en zona de servidumbre marítimo terrestre sin ningún motivo que las ampare. No obstante, muchas de estas edificaciones han sido legalizadas en los últimos meses.

Las actuaciones en estos concellos son posibles porque están adheridos al convenio con la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística, de manera que los ayuntamientos delegan en la Xunta estas tareas. Otros municipios prefieren llevar a cabo sus propias inspecciones. Pero el personal dedicado a ellas suele ser muy limitado, lo que origina problemas porque muchas zonas quedan sin cubrir y en pocos meses se puede levantar un edificio ilegal sin que luego se derribe. En el límite entre Mos y O Porriño hay edificaciones de estas características.

Ponteareas

El urbanismo y la regularización de algunos edificios está causando discusiones en Ponteareas. El BNG propondrá en la comisión del plan urbanístico que se reúne este jueves, con la participación del equipo técnico del PXOM y representantes de los cuatro grupos políticos de la corporación, que se agilice la tramitación de las alegaciones.

Hoy se analizará la propuesta de modificaciones de los viales de Canedo, Cachadas y Angoares y las previsiones de las áreas industriales.

En la última reunión, el BNG propuso que la normativa para recoger los edificios que el plan dejaba fuera de ordenación por altura, fondo, retranqueos de calle, fuese más concreta y con mayor seguridad jurídica para los propietarios. De este modo el plan reconocerá los edificios construidas conforme a las licencias y al planeamiento anterior.

Otro de los cambios que se harán afecta a todo el entorno del riachuelo de la Venda como consecuencia de las obras de recuperación en este lugar. El proyecto no había sido incorporado en la aprobación inicial del PXOM. Una de las consecuencias de esta modificación es la eliminación del área de aprovechamiento urbanístico situada en la entrada de Canedo, que fue solicitada por el BNG.

En la última reunión también se presentó un primer avance de modificaciones a realizar en el plan sobre los viales previstos en Canedo y As Cachadas. Se trata de una especie de nueva circunvalación. La propuesta presentada por el equipo técnico del PXOM coincide con las propuestas presentadas por los vecinos: eliminación del vial de alta capacidad, que afectaría la decenas de viviendas en As Cachadas y Canedo, además del centro Asprodico. Este vial quedaría con unas características similares a las actuales. La propuesta incluye la alternativa defendida por el BNG de un nuevo vial que transcurrirá más próximo a la carretera N-120 a través de los sectores urbanísticos a desarrollar y que no afecta a viviendas.

Fuente: La Voz De Galicia