Gondomar suspende una oposición a la Policía con 139 aspirantes al dimitir parte del tribunal

La oposición para acceder a dos plazas de agente de la Policía Local de Gondomar ha abierto la polémica en el municipio. El Concello ha suspendido las pruebas, a las que estaban convocados 139 aspirantes, tan solo dos días antes del primer examen. Lo hizo tras dimitir la mitad del tribunal. El grupo nacionalista exige al alcalde, Fernando Guitián, o al concejal delegado de Seguridad, Juan Carlos González Camesella, que comparezcan en el pleno previsto este jueves para explicar qué ocurrió y aclarar «as sospeitas e desconfianzas que es están estendendo arredor desde proceso selectivo».

El Ayuntamiento había convocado el proceso para cubrir los dos puestos vacantes desde 2011 y 2013. Se habían presentado un total de 160 personas. Veintiuna quedaron excluidas por diversos motivos y las 139 aceptadas iban a realizar la primera prueba, de conocimientos teóricos, el pasado jueves. Pero el martes, el Boletín Oficial de la Provincia publicaba una resolución del alcalde por la que se suspendía el proceso de forma provisional al renunciar cuatro miembros del tribunal calificador. Concretamente, la interventora municipal, que actuaría como presidenta de la mesa; la técnica de administración xeral de Urbanismo, que ocupaba el puesto de secretaria; y sus dos suplentes, también funcionarios. Los restantes seis miembros, vocales, eran policías: el inspector jefe de Gondomar, un oficial de Nigrán y otro de Baiona y otros tantos sustitutos. Ninguno de ellos ha desistido de participar en las pruebas.

El concejal nacionalista Pauliño del Río considera que la paralización del proceso genera consecuencias graves para los aspirantes, «que levan meses preparándose para esta oposición». Por lo que reiteraque deben resolverse las dudas.

Renuncias anteriores

El edil asegura que el malestar y el desconcierto de los afectados, así como las suspicacias acerca de lo ocurrido «son de coñecemento público» . Recuerda que no es la primera vez que se producen incidencias en las selecciones de personal relacionadas con la Policía municipal. «En anteriores escollas de auxiliares houbo dimisións ou mesmo aspirantes aprobados con posterioridade á entrada en vigor dos contratos», dice.

El regidor explica que las funcionarias alegaron «exceso de carga de trabajo» a la hora de presentar su renuncia y asegura que el Concello trabaja en la formación de un nuevo tribunal para retomar los exámenes cuanto antes, aunque desconoce cuándo volverán a ser convocados los opositores.

Del Río insiste en apelar a la transparencia y acusa a Guitián de «xogar coa esperanza e o futuro de 140 persoas que poden definir gran parte do seu proxecto vital nesta oposición».

Fuente: Faro De Vigo