Nigrán impondrá por primera vez a los taxistas el uso de instrumentos de medición para calcular sus tarifas

Uniformar la flota y establecer la obligatoriedad del taxímetro en los vehículos son las dos principales medidas que incluirá la ordenanza reguladora del servicio de taxi que el gobierno nigranense propondrá al resto de la corporación en el próximo pleno, previsto para el 18 de diciembre. De aprobarse, sería el primer reglamento para el sector en el municipio, una carencia que el ejecutivo pretende subsanar con el fin de establecer reglas claras para este servicio que permitan luchar contra los taxis piratas.

El visto bueno del pleno de diciembre no implicará, sin embargo, la inmediata entrada en vigor de la norma, que deberá someterse a un periodo de exposición pública. «En caso de que hubiese alegaciones, se incorporarían, si procede, para su aprobación definitiva», señala el alcalde, Alberto Valverde, abierto a modificaciones en el texto final.

Sin embargo, dos cuestiones son básicas para el Concello: el taxímetro y la imagen externa de los vehículos. Así, el futuro reglamento establece la obligatoriedad de que los taxis cuenten con un instrumento de medición que permita determinar el precio de cada servicio. Este equipo, que de momento no es obligatorio para los taxistas con licencia en Nigrán, deberá contar con impresora de factura y estar debidamente precintado, verificado y homologado, señala el borrador de la ordenanza.

Con respecto a los vehículos, el Concello de Nigrán pretende hacerlos más reconocibles para los usuarios imponiendo un solo color, el blanco, para la carrocería, que en la actualidad queda a la elección de su propietario.

Asimismo, la ordenanza establece que los coches lleven el escudo del Concello colocado en la parte central de las puertas delanteras y cuenten con adhesivos permanentes con la palabra «taxi» en ambos laterales y en la parte inferior derecha del parabrisas trasero. Esto se añade al módulo luminoso exterior que señale «la disponibilidad del vehículo además de la tarifa de aplicación», apunta la norma.

Seguridad

Otro capítulo importante es el de la seguridad en el interior de los vehículos. La ordenanza propuesta por el gobierno local autoriza la instalación de mamparas de seguridad en el habitáculo «siempre que estén homologadas y autorizadas por los organismos competentes».

También permite el empleo de sistemas de comunicación o cámaras «por motivos de seguridad», cumpliendo la normativa aplicable «en materia de seguridad y protección de datos».

Fuente: Faro De Vigo