Nigrán plantea una ordenanza reguladora del servicio de taxis

El gobierno local de Nigrán llevará al pleno del mes de diciembre una propuesta de ordenanza reguladora del servicio de taxi en el municipio que tocará todos los aspectos de la actividad. 
Se trata de un texto que marcará unas pautas comunes a todos los profesionales del sector mediante cuarenta artículos que estipulan todo lo referente a las licencias, sanciones, derechos y deberes del profesional, requisitos a cumplir por parte del vehículo o sus características y revisiones. Pero también incluye varios puntos que atañen al correcto uso del mismo y comportamiento por parte de los usuarios. En concreto entre los más significativos destacan la unificación del color de los automóviles, que tendrán que ser de color blanco e ir rotulados con el escudo del municipio, la implantación del taxímetro como sistema de medición de  trayectos  o la prohibición de una serie de prendas para los taxistas, tales como pantalones cortos, bañadores o camisetas sin asas.
El gobierno municipal presentará esta propuesta, que también ha sido trasladada al colectivo de taxistas, para su aprobación inicial a la sesión plenaria de este mes, que se celebrará el próximo jueves 18 de diciembre, “tras lo cual habría un periodo de exposición pública y, en caso de que hubiese alegaciones, se incorporarían si procede para su aprobación definitiva“, señaló el alcalde Alberto Valverde. 
La unificación de la apariencia de toda la flota de taxis del municipio acarreará en muchos casos un desembolso económico considerable por parte de los profesionales, tales como el cambio de color integral o la instalación de taxímetros. Conscientes de ello fuentes municipales explicaron que,  en caso de que se apruebe la norma, se establecerá  un plazo de cuatro años para  que se efectúen los cambios requeridos. Aun así este es uno de los puntos que queda por cerrar y en la actualidad  se encuentran negociando con el gremio para variar dicho periodo en función de sus capacidades de adaptación a la nueva norma. Además recordaron que tras el periodo de exposición pública la ordenanza podría sufrir modificaciones fruto de las objeciones planteadas. n

Fuente: Atlántico