Baiona licita la redacción de su ambiciosa área deportiva

nnnBaiona saca a concurso la redacción del Plan Especial de dotaciones e infraestructuras “As Costeiras” (PE-4) en la parroquia de Baredo por valor de 60.500 euros. 
Se trata de un documento que tratará en profundidad las posibilidades reales de 700.000 metros cuadrados, reservados para  la construcción de instalaciones deportivas de mínima edificabilidad entre las que se podría contemplar un campo de golf, un recinto hípico, de curro o piscina. Además dada su situación el complejo tendrá que tener especial respeto con el medio ambiente así como con los recursos hídricos existentes. Por otra parte se trata de un suelo que pertenece en gran medida a la comunidad de montes de Baredo además de estar relacionado directamente con la comunidad de aguas de la zona con lo que se creará una comisión de seguimiento junto con técnicos municipales para desarrollar el planteamiento con la máxima armonía posible y atendiendo a las necesidades de las agrupaciones anteriormente mencionadas.
Pese a que el plazo de ejecución del mismo está marcado en 15 meses desde su adjudicación, el alcalde Jesús Almuíña explicó que se trata de un proceso largo y minucioso hasta que el planteamiento se convierta en una realidad. Por ello uno de los requisitos exigidos para que las empresas interesadas puedan presentar sus ofertas es que hayan elaborado un plan general o parcial en los últimos cinco años y que además cuente con la aprobación definitiva para garantizar unos mínimos de solvencia técnica. “Es un proyecto ambicioso y uno de los más grandes de Galicia”, explicó Almuíña. Al margen de la elaboración del documento, otro de los obstáculos con el que se encontrará la Administración local llegado el momento de su construcción será la financiación del mismo, que podría sobrepasar los cuatro millones de euros tanto a través de inversores públicos como privados.
El alcalde añadió que los trámites que permitan la construcción de las instalaciones de Baredo son muy similares a los de un Plan General de Ordenación. Así pues su primera parte consistirá en  la redacción del documento que una vez se finalice tendrá que aprobarse inicialmente con su correspondiente periodo de alegaciones, y enviarlo a las diferentes administraciones competentes para que emitan los informes correspondientes. En este punto el plan parcial será corregido en función de los aportes documentales  presentados además de la inclusión de las objeciones planteadas por vecinos o colectivos, siempre y cuando éstas sean estimadas para llevarlo a la aprobación provisional, y de ahí a la definitiva. Una tramitación que podría a sobrepasar el año de duración. n

 

Fuente: Atlántico