Baiona contará con cien nuevas plazas de amarre en cinco meses

Baiona dispondrá de un centenar más de plazas de atraque en su bahía. La histórica demanda del sector con la que se pretende dotar de mayor seguridad a la zona empieza ya a coger forma en el puerto de la villa, donde ayer comenzaron las obras del Plan de Remodelación puesto en marcha por Portos de Galicia.

El proyecto posibilitará habilitar los amarres en el espacio que ahora ocupa la réplica de la carabela La Pinta y la emblemática nave se desplazará veinte metros al sur, hacia la playa de A Ribeira. El presidente del organismo, José Juan Durán, el alcalde, Jesús Vázquez Almuiña, y la patrona de la cofradía, Susana González, presenciaron ayer el inicio de las obras y avanzaron las características de la intervención. El calendario dependerá mucho de las condiciones climatológicas pero el plazo máximo previsto es de cinco meses.

El departamento de la Consellería do Medio Rural e do Mar invierte 348.000 euros, de fondos europeos Feder, en el plan que permitirá resolver la demanda de plazas. Según señaló Durán, Portos acumula en la actualidad 50 solicitudes de propietarios de embarcaciones de séptima lista que podrán hacer uso de las nuevas dotaciones, con otros 45 atraques para atender futuras peticiones. Los más beneficiados por serán los jubilados del mar, para los que se establecen bonificaciones en la ocupación de plazas.

El plan incluye el traslado de La Pinta hacia la playa. El alcalde, Jesús Vázquez Almuiña explicó que esta intervención «permitirá que la nave sea más visible pero también mejorar su seguridad ya que los pilotes actuales que la sostienen deben ser cambiados porque ya estaban defectuosos». No habrá ninguna otra embarcación entre la réplica y La Ribeira, avanzó el alcalde. En cuanto se coloque el pantalán se reabrirá el museo flotante que alberga la nao y que es el centro de atención de los turistas de la villa. El Concello ha aprovechado la remodelación del pantalán que resultó dañado hace unas semanas para hacer las labores de mantenimiento del museo y prepararlo para la reapertura. «Confiamos en que, a principios de febrero, el museo de la carabela pueda ya ser visitable», manifestó el regidor. Los responsables de la actuación insistieron en destacar que los plazos dependerán mucho de la dureza del invierno.

348.000 ?

Inversión

Las nuevas plazas estarán listas antes de mayo y tendrán preferencia los pescadores.

700

Amarres

La villa cuenta a día de hoy con más de 700 plazas pero aún así hay lista de espera en la bahía.

Fuente: La Voz De Galicia