El traslado de la ´Pinta´ creará casi un centenar de atraques más en Baiona

Alrededor de un centenar de nuevas plazas de atraque para embarcaciones de séptima lista -deportivas y de recreo- estarán disponibles en el puerto de Baiona una vez concluyan las obras de reordenación de los pantalanes que acomete desde ayer el ente autonómico Portos de Galicia.

Las obras, con un coste de 348.000 euros, tienen un plazo de ejecución de dos meses y consistirán en el traslado de la réplica de la carabela «Pinta» a un nuevo pantalán, que se instalará veinte metros más cerca de la playa de A Ribeira. Esto permitirá liberar el espacio que ocupa hoy la embarcación-museo para habilitar los nuevos atraques.

El objetivo que persigue esta remodelación, explicó ayer en Baiona el presidente de Portos, José Juan Durán, es suprimir los fondeos que existen actualmente en la zona y aportar más seguridad a los usuarios. La actuación, financiada con fondos europeos (Feder), permitirá además dar respuesta al medio centenar de barcos que en la actualidad están en espera de plaza en el puerto baionés.

Entre los beneficiarios de las nuevas instalaciones estarán los profesionales jubilados del mar, para los que Portos de Galicia establece bonificaciones en la ocupación de plazas.

La carabela, más visible

Con las obras previstas, la carabela «ganará visibilidad», apuntó el alcalde, Jesús Vázquez Almuiña, quien indicó que la «Pinta» se instalará en el lado izquierdo de su nuevo pantalán para que nada obstaculice su visión desde A Ribeira.

La renovación del pantalán también mejorará la seguridad de los visitantes, puesto que se colocarán pilotes nuevos, reforzados, tareas que iniciará en los próximos días una plataforma que ya llegó ayer al puerto baionés.

Las obras, si todo marcha según lo previsto, estarán concluidas en el mes de febrero, por lo que el alcalde garantiza que la carabela estará en su ubicación definitiva para la celebración de la Arribada. Además, explicó que la intención es que la «Pinta» permanezca cerrada «lo mínimo imprescindible» en este tiempo.

Fuente: Faro De Vigo