La Guardia Civil finaliza el registro de la mansión de la secta de Oia

La Guardia Civil ha finalizado el registro de la mansión de la secta de la Orden Migueliana en Oia, según recoge Europa Press. En el registro ha participado un perro y los agentes se han incautado al menos de dos ordenadores.

El fundador de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel, Feliciano Miguel Rosendo da Silva, llegó este viernes pasadas las 13.10 horas a su mansión de Oia para asistir a los registros que la Guardia Civil realiza en la sede oficial del grupo. El hombre llegó en un coche camuflado y custodiado por dos agentes hasta la zona, donde se generó una gran expectación mediática. Hasta donde ha trascendido la otra mujer detenida, Marta Paz, uno de sus bastones, no ha acudido al registro.

Agentes de la Guardia Civil se han desplegado en la zona para continuar con las diligencias del caso, que está bajo secreto de sumario. Una vez que se cierren esas diligencias, tanto el líder como su mano derecha, Marta Paz, arrestados ayer en Madrid, pasarán a disposición del juzgado de instrucción número 1 de Tui, encargado del caso, aunque se descarta que vayan a hacerlo durante este viernes.

Su hijo Cristian, miembro del grupo, se encuentra según EFE en el exterior de los juzgados de Tui, en compañía de su mujer y sus dos hijas, de 8 y 9 años. Los padres de la pareja, José Manuel Lima y Carmen Santana, fueron dos de los familiares que organizaron esta misma semana una rueda de prensa en la que tildaron de secta al grupo, del que ellos se marcharon junto a una de sus hijas.

La vivienda tiene una casa principal con una superficie de 746 metros junto a otros anexos, y está a la venta desde que los más allegados al grupo se desplazaron a Madrid. Allí llegaron después de que el Obispado de Tui destituyera a Miguel Rosendo por conducta moral inapropiada. Esta decisión estaría motivada por un informe de un detective privado y el testimonio de varias familias vinculadas en el pasado con el grupo, que habrían denunciado comportamientos sectarios, abusos sexuales y movimientos económicos irregulares.

Tanto Miguel Rosendo como Marta Paz fueron detenidos ayer en Collado de Villalba en el marco de la Operación El Edén y están acusados de los presuntos delitos de asociación ilícita en concurso con blanqueo de capitales, abusos sexuales, estafa y delitos contra la integridad moral.

Fuente: La Voz De Galicia