«Si tenemos que ir a la cárcel por Miguel, iremos orgullosas»

«Estamos felices, y si tenemos que ir a la cárcel por Miguel, iremos orgullosas». Así de rotunda se muestra una de las adeptas del líder de la supuesta secta religiosa destapada en Oia. Las declaraciones las ha realizado hoy mismo al portal Infovaticana una de las mujeres que se comportaba como religiosa de la orden aunque en realidad no estaba consagrada como monja.

La web identifica como Ivana a la supuesta religiosa que habla de la detención ayer de Feliciano Miguel Rosendo. Se trataría de una de las mujeres con más status dentro de la organización y sería la responsable de la rama femenina de las hermanas que se encuentran todavía en San Lorenzo del Escorial. La mujer no dudó en afirmar también en que «Si este es el final del camino, nos iremos todas juntas».

Ivana sería, según la identificación de Infovaticana, hermana de otra adepta que está casada con Cristian, el hijo del líder, y de otra joven que habría huido junto a sus padres de la agrupación y se habría casado posteriormente con otro exmiembro. Todas ellas pertenecerían a la familia de Jose Manuel Lima y Carmen Santana, matrimonio que figuraba entre los que se acercaron al grupo desde el principio.

Sus padres lograron salir del grupo, junto a una de las hijas y hoy mismo hicieron declaraciones ante el juzgado además del padre de la detenida, Marta Paz.

Ambas familias, junto a otras seis, hicieron una rueda de prensa conjunta para denunciar los comportamientos sectarios del grupo, que arrancó como Orden y mandato de San Miguel Arcángel y que se había refundado como La voz de Serviam. Como este grupo funcionaba en Madrid en los últimos tiempos, donde el Obispado publicó un escrito de rechazo en las últimas semanas.

Fuente: La Voz De Galicia