El exalcalde Avelino Fernández niega a la juez que Cespa le favoreciese al alquilar su local

Continúa la rueda de declaraciones de los 14 imputados -entre ellos cuatro representantes políticos- por un supuesto delito de prevaricación administrativa que investiga el Juzgado de Instrucción Número 3 de Vigo en relación con el contrato de recogida de la basura de Nigrán, firmado en 2004, bajo el mandato del bipartito PP-PINN, con el exalcalde popular Alfredo Rodríguez a la cabeza. Ayer le tocó el turno a Avelino Fernández, que ostentaba el cargo de teniente de alcalde como líder de la formación independiente ya desaparecida cuando el Concello adjudicó el servicio, en el mismo mes en que la concesionaria, Cespa, formalizó con él el alquiler de un bajo de su propiedad por 2.800 euros al mes, al igual que hizo por 1.300 euros mensuales con la esposa y dos socios de su número dos en aquella época, Antonio Fernández Comesaña, también encausado, que hoy forma parte de la Corporación como portavoz de UCN. El exmandatario rechazó de plano ante la magistrada que la empresa le favoreciese con este arrendamiento mientras formaba parte del gobierno municipal que le otorgó la concesión por 16 años.

Aunque inicialmente estaba citado para prestar testimonio a través de videoconferencia, dado que tiene domicilio en Canarias, el que también fue alcalde de Nigrán por el PP entre 1987 y 1995 se presentó personalmente en los juzgados vigueses. Negó cualquier irregularidad en su proceder ante la magistrada. Aseguró que el local de 170 metros cuadrados que posee en la plaza Rosalía de Castro ya se encontraba en la oferta de alquileres del municipio cuando Cespa se lo solicitó. De hecho, recordó que mostraba un cartel en su exterior e incidió en que, por aquel entonces, no existía en Nigrán una amplia oferta de dependencias con el tamaño y las características que la compañía necesitaba. Cespa mantiene allí todavía sus oficinas, en las que ofrece la atención a los vecinos.

¿Cuotas ajustadas?

La investigación trata de aclarar si los arrendamientos se acordaron por precios superiores al de mercado en la época. En este sentido, Fernández recalcó que la cuota que abonaba Cespa correspondía con los valores fijados por aquel entonces. Recordó incluso a la magistrada que conocía perfectamente las cifras que se barajaban porque él mismo realizaba peritajes para diversas entidades bancarias en la comarca a la hora de conceder hipotecas. Y es que el encausado es arquitecto técnico de profesión. De hecho, ocupó la plaza de aparejador municipal en el Ayuntamiento de Nigrán durante años, antes de saltar a la política.

El sumario recoge un tercer alquiler, el que la empresa firmó por una nave en Porto do Molle por 3.000 euros al mes con la mujer y un cuñado del exedil del PP José Augusto Pedrosa años después, cuando este ya no era concejal. Los tres continúan imputados, al igual que la pareja de Fernández Comesaña, sus dos socios y varios antiguos representantes de la adjudicataria. Uno de ellos prestó testimonio ayer desde Bilbao.

Además de las circunstancias de los arrendamientos, la causa pretende arrojar luz sobre las condiciones en que se realizó la adjudicación. Si se formalizó de acuerdo con la ley de contratos del sector público, con garantías de transparencia e igualdad de oportunidades entre las firmas ofertantes.

Hoy mismo declarará como testigo el autor de un informe encargado por el gobierno municipal de la época para determinar cuál de las propuestas empresariales presentadas al concurso público resultaba más ventajosa.

Soborno

Mañana viernes están citados, también como testigos, el interventor municipal, que realizó un informe sobre el proceso administrativo aportado a la investigación, el exalcalde socialista Efrén Juanes y el hoy portavoz del PSOE en Nigrán, Juan González. Este último había manifestado hace meses en presencia de otras personas, según figura en el sumario, que un exgestor de Cespa en Nigrán, también imputado, relató en una cena multitudinaria la supuesta entrega de 300.000 euros al entonces alcalde, Alfredo Rodríguez. Tanto el exrepresentante de la empresa como el exregidor popular han negado la acusación de soborno.

Fuente: Faro De Vigo