Nigrán exige a Costas una solución a las inundaciones de Costa da Barxa en Patos

El Camiño Costa da Barxa, a tan solo cien metros de la concurrida playa de Patos, se convierte en una pista intransitable para los vehículos cada vez que se producen fuertes precipitaciones. Los constantes desbordamientos del río de O Forno, que discurre por la zona, convierten en los últimos años al vial, precario de por sí, en un lodazal que presenta dificultades incluso para llegar a pie a las tres viviendas que allí se ubican. Tras semanas de quejas de los afectados, el Concello de Nigrán ha reparado de forma provisional el firme y ha trasladado un escrito a la Jefatura Provincial de Costas para que resuelva de una vez por todas el problema.

Las lluvias torrenciales del pasado 16 de octubre, provocadas por los restos del huracán Fay, de origen subtropical, escribieron un capítulo más de la historia de destrozos en el camino. El regato volvió a desbordarse y arrastró barro y piedras a lo largo de los cien metros que mide el vial. Los resultados fueron desastrosos, según explica el presidente de la asociación de vecinos de Panxón, José Luis Varela. «Había socavóns dun metro de profundidade e montóns de escombros por todas partes», relata.

Durante los últimos dos meses, los afectados se vieron obligados a acceder caminando a sus propiedades. «Tiñan que deixar os coches a douscentos metros da casa porque era imposible circular», asegura el representante vecinal.

Una situación que denuncia también el portavoz del PSOE, Juan González. El socialista asegura que el vial permaneció varias semanas sin alumbrado público, por lo que los vecinos «tiñan que usar lanternas para chegar ás súas casas despois de sortear pedras, restos de obras, socavóns e pozas de auga». González critica además que el saneamiento del entorno «está destrozado, polo que as augas residuais corren polo camiño e xúntanse coas augas do río ata desembocar na praia de Patos, co conseguinte dano ambiental».

Tras las quejas infructuosas de los afectados y la intervención de la entidad vecinal, el Concello de Nigrán envió el miércoles una brigada de obras que aplicó una capa de zahorra al camino para garantizar el acceso a las viviendas de forma provisional. Los operarios realizaron una conexión temporal de las tuberías para evitar vertidos. Fuentes del gobierno municipal justifican el retraso de los trabajos por falta de presupuesto. En todo caso, aseguran que el Ayuntamiento ha actuado para facilitar la vida diaria a las familias del entorno, pero insiste en que Costas es la Administración competente en la zona. Por eso el equipo de Alberto Valverde le ha reclamado una solución urgente a la situación.

Fuente: Faro De Vigo