Nigrán amplía dos años la vida útil de los taxis, obligados a disponer de taxímetro para calcular precios

Los taxistas de Nigrán podrán posponer hasta dos años más el obligatorio cambio de vehículo que hasta ahora, para conservar la licencia, debían afrontar cada década. La nueva ordenanza reguladora del servicio, primer marco normativo que establece el Concello sobre esta actividad, establece esta posibilidad de prórroga siempre que el estado de los coches no comprometa la seguridad de los usuarios.

Es una de las principales novedades del reglamento, aprobado el este jueves por el pleno y que además establece que los taxis deberán incorporar taxímetros con los que calcular el precio de las carreras. Actualmente no estaban obligados a emplear este sistema, que supondrá un desembolso medio de 1.000 euros por vehículo, calculan los profesionales, que en su mayoría ya han iniciado los trámites para adquirir estos nuevos instrumentos de medición.

La inminente entrada en vigor de la ordenanza supone, sin embargo, un contratiempo para los taxistas, que han solicitado al Concello un margen de seis meses para incorporar el nuevo aparato a sus coches, una posibilidad que el gobierno local aceptó estudiar antes de aplicar de forma estricta la normativa.

La ordenanza, que el propio colectivo solicitó al Concello para regular un sector cada vez más amenazado por la piratería, incorporó a última hora una enmienda del PSOE que flexibiliza la aplicación del color blanco obligatorio en todos los vehículos. Así, la normativa exigirá únicamente el cambio de carrocería cuando se produzca la renovación de los actuales vehículos. Del mismo modo, solo estos nuevos taxis deberán ir debidamente rotulados con el escudo de Nigrán tal y como fija la ordenanza.

Esta enmienda responde a la inquietud de los taxistas nigranenses, un colectivo al que pertenecen 23 profesionales que reclamaban un periodo de adaptación para dar cumplimiento al color obligatorio debido al elevado coste que tendría para ellos el repintado de los coches.

La ordenanza también regula medidas de seguridad en el interior de los taxis y normas de vestuario para los profesionales, que no podrán trabajar en pantalón corto o con chanclas.

Además de la ordenanza, el pleno de Nigrán también aprobó por unanimidad una moción popular para que los grupos presenten su contabilidad anual de ingresos y gastos para dar transparencia a las asignaciones que reciben.

Fuente: Faro De Vigo