La Xunta analizará la erosión que sufren las dunas de Panxón

El río Muíños se ha comido hasta los postes de delimitación

Desde el departamento de Medio Ambiente se indicó ayer que aún no han recibido el escrito del alcalde solicitando su intervención pero que «por supuesto la Xunta colaborará en la protección dunar una vez que tengamos la documentación y en función de nuestras competencias».

El cambio del curso del río Muiños en su desembocadura es habitual todos los inviernos pero nunca hasta ahora había sido tan agresivo. «Se ha comido dunas de hasta tres metros de altura y no sabemos si es un proceso natural o hay algo que lo propicie», señaló el regidor.

Los temporales han agravado el impacto. Ayer ya eran intransitables las pasarelas de acceso a la playa de Panxón y la zona de los postes de delimitación dunar. Los técnicos declinaron hablar de datos concretos pero avanzaron que el río ya ha dañado más de un diez por ciento de este complejo, declarado espacio natural de interés local desde el año 2013 por la Consellería de Medio Ambiente por su alto valor paisajístico, ambiental y de biodiversidad con especies únicas.

La agresividad del comportamiento del Muiños este año ha sorprendido también a los lugareños, que no encuentran explicación. El impacto es grave porque la zona que ha sufrido una mayor erosión es precisamente la de mayor tamaño y en la que más se había trabajado en los últimos años a través de un ambicioso plan de recuperación dunar que incluyó su balizamiento y protección.

Está previsto que esta semana, si el tiempo da una tregua, puedan visitar la zona técnicos de la Xunta con responsables municipales para evaluar la situación y planificar una posible estrategia.

Fuente: La Voz De Galicia