Gondomar celebra sus rondallas más tardías

Cientos de personas acudieron a la cita retrasada por el temporal

Con sones de pasacalle y a paso marcial, las once agrupaciones, diez abanderadas, tomaron el centro de la villa tapizando de colores y banderolas las principales vías del municipio.

Un maratón de folclore tradicional de más de tres horas que tuvo como escenario principal la calle de Eduardo Iglesias y el entorno del ayuntamiento. En medio del recorrido, cada agrupación representó una selección de temas, acompañados de divertidas coreografías. Como marca la tradición de esta celebración que se remonta al año 1903, uno de los momentos más destacados del encuentro fue el intercambio de insignias y saludos de los abanderados, marcando así la entrada y la salida de las rondallas. Este saludo es un símbolo del hermanamiento cultural entre los colectivos y el único requisito del Concello.

Fuente: La Voz De Galicia