Investigan si el cadáver recuperado en el mar es el de un joven de Baiona

Una mujer de Vigo advirtió ayer de la desaparición desde hace días de su hijo

Las sospechas se centran en este joven residente en el casco viejo de la villa y de 31 años al que sus vecinos no veían desde hace días. Su madre transmitió también ayer su preocupación por que pueda tratarse de su hijo y advirtió de que desde hace más de diez días no ha sabido de él. El mar ha borrado los principales rasgos identificados de la víctima por lo que solo será concluyente el informe forense. El mismo establecerá también el tiempo que el cuerpo ha permanecido sumergido y la fecha aproximada de lo que, de antemano, se considera una muerte accidental o natural.

El fallecido, que no portaba ningún tipo de documentación, estaba desnudo de cintura para arriba y llevaba puesto un pantalón de lona, de senderismo, con un cinturón y una saqueta de red similar a las empleadas por los percebeiros. El joven desaparecido también ha ido en alguna ocasión al percebe por lo que este dato refuerza la hipótesis del peor de los desenlaces.

La alerta saltaba a las 9.30 horas de la mañana cuando un vecino de la parroquia de Baredo identificó algo extraño flotando en el mar. El apoyo de un barco de pesca que faenaba en la zona permitió confirmar ya desde tierra a la Guardia Civil que se trataba de un cadáver imposible de trasladarlo a la costa. En el operativo de rescate participaron Salvamento Marítimo y la patrullera Corvo Mariño, que trasladaron el cuerpo al puerto deportivo de Ronáutica. El médico forense ordenó su levantamiento alrededor de las 12.15 horas. El acceso a la zona portuario estuvo restringido pero la expectación fue máxima desde primera hora de la mañana y muchos vecinos siguieron desde el muelle y la calle el trabajo de las autoridades policiales y judiciales tras una nueva tragedia en el mar.

Fuente: La Voz De Galicia