Nigrán no tiene monitor de yoga ni aeróbic y el juez le impone el de taekuondo

Hay una candidata para cada plaza pero ya fue así en la primera convocatoria y no se pudieron cubrir

El concejal de Personal, Diego Moreira, ratificó ayer esta decisión a la vista de la sentencia judicial que obliga al Concello a considerar como trabajador indefinido discontinuo al monitor que impartió esta actividad durante los últimos años.

En octubre se hizo la convocatoria para cubrir esta plaza, pero el monitor que en las anteriores convocatorias había sido seleccionado interpuso una demanda reclamando que se le reconociese su condición de trabajador fijo de carácter discontinuo del Concello de Nigrán. El juez le dio la razón al demandante, así que el Concello ha suspendido el concurso.

Desde mediados de diciembre esperan los vecinos inscritos en aeróbic y yoga para poder empezar las clases. Los plazos de la convocatoria fueron similares y la resolución no parecía difícil ya que solo se presentó una persona por plaza. Sin embargo, el concurso quedó desierto, indica Diego Moreira, ya que una de las candidatas no hizo una memoria que exigía el proceso selectivo y la postulante a monitora de yoga tampoco cumplió los requisitos.

Así que han vuelto a sacar las plazas a concurso pero, aunque de nuevo hay un candidato por puesto, el edil espera a que se resuelva el proceso para poder asegurar el inicio de las clases para el mes de febrero.

Fuente: La Voz De Galicia