En el derbi solo vale la victoria

En el Estradense se cae a última hora Unai, mientras en el Lalín ocurre lo mismo con Albertito

El Estradense necesita ganar para no perder comba casi de forma definitiva con Atios, Gondomar y Porriño, el Céltiga ya casi inalcanzable. Afrontará el encuentro con la baja de última hora de Unai. El delantero recayó de la lesión que le apartó durante varias jornadas y tras su reciente regreso. A su ausencia se unen las de los lesionados Javi y Rafa, además del sancionado David.

En las filas del Lalín también se produjo una ausencia en el último momento. En este caso de Albertito, por una contractura. Se une a Óscar Méndez, ya ausente por lesión hasta final de temporada, junto al sancionado Beni. Alan entró en la convocatoria aunque era duda.

La directiva del Estradense preparó una fiesta especial con partido en el descanso de jugadores de la Escola Estradense de Fútbol Base. Habrá sorteo especial y música con gaiteiros.

«Nos tocará estar mucho tiempo sin el balón ante un muy buen equipo»

El entrenador del Lalín afronta con cautela mezclada con optimismo su primer derbi. Alberto Pereira recaló en el Lalín en diciembre y no estuvo en la primera vuelta pero conoce de sobra el potencial del Estradense. Una calidad que complica la victoria, casi imprescindible para los rojinegros si quieren mantener aspiraciones a la permanencia.

«Para nosotros es un partido tremendamente importante pero a la vez es un partido normal, tenemos que ausentarnos a nivel mental de que se trata de un derbi, no considerarlo como tal y olvidar lo que ocurre fuera para centrarnos en lo que ocurre de las líneas del campo para dentro». Esa filosofía intentó inculcar esta semana Pereira Tamayo a su plantilla. «Debemos ser muy inteligentes porque enfrente tendremos a un muy buen equipo, al que no regalaron nada y que se ha ganado su posición en la tabla», recalcó, convencido de que harán su trabajo, sin licencias hacia el rival y con la mira apuntando a los tres puntos.

El técnico lalinense espera un partido de lucha, de mucha brega, donde el Estradense buscará tocar la pelota y hacer su fútbol. «Tienen una buena plantilla, muy asentada y con una labor de años muy interesante detrás, con una propuesta de fútbol muy clara», reconocía Alberto Pereira respecto al rival. Un sistema de juego diferente al del Lalín, explicaba, apuntando que «nos tocará estar mucho tiempo sin el balón, esperemos recuperarlo pronto y evitar el desgaste que supone ir detrás de él».

Respecto al planteamiento táctico en el Novo Campo, Pereira Tamayo rechazó la idea de meterse atrás con el equipo. Tampoco una presión muy arriba parece la idea, aunque dependerá de factores como el estado del campo y el tiempo. Sí tiene claro que las dimensiones favorecen el fútbol combinativo, el juego a las bandas que, junto al buen trato al balón de los estradenses, obliga a diseñar un plan de trabajo específico. Luego queda esperar su efecto. «Buscaremos obligarles a hacer algo a lo que no estén acostumbrado», sentenció.

«Será un partido a cara de perro al que saldremos a ganar desde el inicio»

Afronta desde la tranquilidad de la clasificación la disputa de un nuevo derbi. Uno más aunque comparte con su presidente la catalogación de atípico. Para Tinto incluso «súper atípico». Con más bajas de las deseadas, con jugadores recién salidos de lesiones como Jorge, pero con la máxima de cada domingo de buscar la victoria afrontará el Estradense el derbi. «Será un partido a cara de perro, evidentemente, al que saldremos a ganar desde el inicio», sentencia. El rival no altera el planteamiento habitual ni el estilo de juego, con el control y el mimo al balón como bandera

El Estradense buscará los tres puntos sin especular. No en vano juegan en casa y ante la afición. «Tenemos que pelear por estar lo más arriba posible y eso pasa por ganar cada domingo», recalcó Tinto. Sí quiso lanzar un mensaje de apoyo al Lalín: «Ojalá que a partir de la próxima semana consigan los resultados necesarios y lo suficiencia para seguir en la categoría porque a nosotros también nos beneficia, pero a partir del lunes».

Tinto espera un campo en buenas condiciones en espera del tiempo y la posible lluvia. «Estará rápido y bien para jugar», resaltó el técnico del Estradense. Con un punto nostálgico reconocía lo inusual del derbi en cuanto a los nombres. En las filas lalinenses solo el capitán Suso se mantiene, Maceiro ya desde una segunda etapa. Ya apenas quedan futbolistas del «Lalín de toda la vida» y de esa rivalidad con el Estradense. Pero Tinto espera un rival muy peligroso y que buscará la victoria como ellos, sin optar por encerrarse atrás en busca de un golpe de fortuna.

En esa línea sin duda influye el nuevo estilo de juego, el método implantado por Alberto Pereira desde su acceso al cargo de entrenador del Lalín. «Está claro que no van a jugar como lo hicieron en el partido de ida porque tienen otro sistema, otra forma de entender el fútbol», apuntó el técnico local. Espera que sus armas, con fútbol combinativo y de control, permitan darle una alegría a la afición. Además confía en buena entrada de público.

Fuente: La Voz De Galicia