Los hermanos Blanco se encañonan hoy en el Vilalonga-Unión Grove

Fútbol Diego, en el cuadro celeste, y Nel, en el meco, dos de los 20 máximos goleadores de la Preferente, se baten por segunda vez, con el primero pudiendo celebrar el ascenso

Diego Blanco y sus compañeros, por el contrario, aspiran a un triunfo que les permita aprovechar una hipotética, aunque bien difícil, derrota del tercer clasificado, el Gondomar, en el campo del colista Monterrei para materializar su regreso a Tercera División con cinco jornadas de Liga más todavía por delante.

No es de extrañar pues que los hermanos declaren que la familia queda en casa. O más bien en la grada, con su madre observándolos y, «me imagino», dice Diego, «tirando en este partido por el Unión, que está más necesitado».

Los Blanco Fontán comparten funciones de punta. Algo que en este caso los beneficia, porque salvo en los córneres, no se verán apenas durante el partido cuando, señala a modo de broma Nel, «él -por Diego- baja poco» a defender y «yo también».

Los dos reconocen que el prepartido volverá a ser especial, como en la primera vuelta. En el caso de Diego, también «por jugar frente al Unión, con el que pasé un año bonito». Hasta el punto de confesar que «si perdiese este partido, sería de los que menos me dolería». Eso sí, apunta un 2-0. A Nel, que dice que entre hermanos apenas habla de fútbol, le vale «con cualquier resultado que sean 3 puntos para nosotros».

Y el Céltiga visita Porriño

Mientras, el Céltiga busca dar un nuevo golpe de efecto en su carrera por el segundo puesto de ascenso liquidando en Porriño a un rival directo, cuarto en la tabla 6 puntos por debajo del isleño.

Fuente: La Voz De Galicia