300 vecinos de Oia, obligados a ver la Televisión de Galicia

La Guardia Civil investiga el boicot a un receptor de televisión que anuló la señal tres días

La Guardia Civil investiga los daños causados en la caseta donde está el receptor de televisión que da cobertura a esta línea de costa y que provocaron autores desconocidos. Se considera un acto de vandalismo que ha dejado a gran parte del pueblo con tan solo dos canales de televisión, como antaño.

«Lo peor fue no poder seguir el partido del Celta. No es lo mismo poder verlo que escucharlo a través de la radio, aunque tenga su encanto», indica visiblemente molesto Bienvenido Durán, uno de los vecinos. «Si no hubiera echo tan mal tiempo no habría sido tan duro, pero teniendo en cuenta la que caía fuera apetecía quedarse en casa y ver la televisión», explica. «Ya se había acabado el telediario y estaban con los deportes cuando, de repente, se fue la señal. Primero pensamos que era un problema nuestro y quisimos resintonizar todos los canales, pero en seguida nos dimos cuenta de que el problema no estaba en nuestra casa sino en el repetidor de señal de la TDT», explicaba ayer su hijo Alfredo

Hubo quien aprovechó para realizar tareas pendientes. «Como no había mucho que ver en la televisión, aproveché para limpiar toda la casa pero desde luego fue muy injusto porque el fin de semana es el único momento que tenemos para descansar en casa y esto es hacer daño por hacer daño, ni siquiera es uno de esos casos en los que se llevan el cable para vender», lamenta Rubén, otro de los vecinos afectados. La lista de canales visibles hasta ayer al mediodía se limitó a los de la Televisión de Galicia y Vtelevisión.

La alcaldesa, Cristina Correa Pombal, se encontraba en la parroquia de Mougás el viernes por la tarde cuando comenzaron a sonar las primeras llamadas de los vecinos advirtiendo de la situación y se desplazó al lugar para saber qué había pasado. Al principio pensaron que podía tratarse de algún fallo eléctrico y fue también el electricista del Concello, pero en seguida se dieron cuenta de que estaba forzado el acceso, por lo que advirtieron a la Guardia Civil.

Una patrulla del puesto principal de Baiona-Nigrán se desplazó al lugar y levantó acta de lo sucedido ya que era evidente que habían sido hechos provocados intencionadamente aunque no se sabe con qué fin ya que al parecer fueron más las molestias a los vecinos que los daños materiales en sí.

«Forzaron la puerta de entrada del caseto y del cuadro eléctrico averiando el receptor del satélite, nos informaron los técnicos de la compañía, señala la regidora. Las explicaciones se las dieron ayer al mediodía tras arreglar los daños y devolver la señal a los vecinos ya que, por ser fin de semana, hubo que esperar al lunes para que la empresa enviara a los técnicos y repusieran la señal.

Nadie se explica lo sucedido en la pequeña parroquia de Mougás porque no se entiende el posible beneficio de sus promotores, pero han generado un gran malestar entre los vecinos, que confían en que no se vuelva a repetir nada semejante.

«Tuvo que ser alguien que quiso hacer daño sin más, solo por molestar, porque no se llevaron nada de la caseta», lamenta María González, otra de las afectadas. La señal volvió como se fue. De repente.

Fuente: La Voz De Galicia