Oia reclama la titularidad del faro de Silleiro 

Vecinos de Mougás urgen que se zanje el desfase de límites con Baiona

Los alcaldes de los dos municipios limítrofes declinan entrar en debate haciendo un frente común en defensa del patrimonio. El faro de Silleiro está en Oia, según la alcaldesa Cristina Correa Pombal, y en Baiona, según el regidor Ángel Rodal. Hasta ahí llegan sus diferencias porque el resto del discurso es similar. «La prioridad ahora es la recuperación del espacio y el posible desarrollo de un proyecto de puesta en valor que redunde en beneficio de los dos municipios, por lo que hay muy buena colaboración con Baiona», señala Correa. La alcaldesa insiste en la buena sintonía de trabajo con sus vecinos y en que los dos regidores irán de la mano, tanto para desarrollar este proyecto como para aclarar definitivamente el tema de los límites «de forma amistosa».

«Además no podemos obstaculizar la posible llegada de fondos europeos para un plan beneficioso a nivel cultural, turístico y económico», señaló. La argumentación del regidor baionés es idéntica. Ángel Rodal aparca cualquier discrepancia sobre límites dejándola en manos de los técnicos especialistas y zanja el debate «porque ahora mismo la titularidad es de la autoridad portuaria».

El regidor destaca el potencial del faro, «uno de los mejores de España por su alcance y situación», y el del proyecto para los dos municipios sin entrar a valorar siquiera la propiedad. «Lo que nos interesa es que la gente pueda disfrutar este espacio. Muy pocos conocen el faro de abajo con su museo y es fundamental recuperarlo, los dos municipios vamos a trabajar juntos», defiende Rodal.

Cartografías

En el litigio, que viene de atrás, Baiona se amparó siempre en el Instituto Geográfico Nacional y en que el cabo se encuentra incluido dentro de la cartografía de su plan urbanístico. Hace siete años, el exalcalde de Oia Alejandro Rodríguez llegó a colocar un cartel con el emblema de su municipio antes del faro como testigo de propiedad de las 30 hectáreas en cuestión. El exregidor echaba mano de un acuerdo de 1890 entre los dos municipios por el que establecieron los lindes por la divisoria de aguas.

La comunidad de montes de Mougás y la asociación de vecinos de esta parroquia de Oia retoma ahora aquella división. Venancio Miniño insiste en que el límite está mal hecho: «Tenemos documentación, planos y cartografía de hace más de un siglo que lo sitúan en el término municipal de Oia». Afirma que «no es cuestión de sentimentalismos, tenemos también tradiciones que lo demuestran como el Pase de la Cruz hasta el faro y todos los fareros se han empadronado siempre en Oia». «Mougás no quiere conflicto ninguno con Baiona, pero que hablen los papeles», dice el presidente de la comunidad de montes de Mougás.

Fuente: La Voz De Galicia