El Pesca I reanuda la búsqueda desde el aire del buzo desaparecido frente a Cíes

El Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil se suma a amplio operativo por mar y tierra en la costa de Nigrán

A la búsqueda aérea del Pesca I se sumarán durante la mañana efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil. También continúan desde ayer la embarcación Salvamar Mirach, también la Río Guadalupe de la Guardia Civil y los bomberos de Vigo con una lancha y varios buzos, así como el GES del Val Miñor con miembros recorriendo la costa de Nigrán, que ayer no fue abandonada por el operativo hasta las 23 horas.

El compañero de inmersión de Alexis Macía fue el que dio la voz de alarma a las 19 horas de ayer sábado cuando tras salir a flote observó que el ahora desaparecido no había emergido. 

Alexis Víctor Macia Díaz, es un buceador muy experimentado de 44 años, y dueño de la escuela de buceo Islas Cíes, ubicada en los tinglados pesqueros de Bouzas. El buzo cuenta con mujer y una hija. Los primeros indicios apuntan a que el adiestrador descendió a 54 metros de profundidad y ya no pudo regresar a la superficie.

Macia llegó a la zona de inmersión por la tarde acompañado de otro buceador y del patrón de una lancha neumática de la empresa de buceo y se situaron en las cercanías de las islas Cíes. 

Desque que se tuvo conocimiento de la alerta durante tres horas se rastreó el lugar pero sin resultados. El helicóptero Pesca I incluso se desplazó hasta Cabo Silleiro por si la corriente había empujado al desaparecido hacia el sur.

El instructor había salido también por la mañana en la embaración con un grupo más numerosos de alumnos de submarinismo deportivo en dirección a Cabo Home o Cabo Estai, lo que iban a decidir en función del tiempo, pues llovía.

A lo largo de la semana había impartido cursos de buceo Padi Open Water en Liméns para aprender a identificar peces.

Precisamente, en la zona del rastreo, aunque más hacia la costa de las Cíes, desaparecieron en enero dos percebeiros con base en Bouzas, Borja Alonso, hijo del ex patrón mayor, y su compañero portugués Filipo Manuel de Brito. Los diez días de búsqueda fueron infructuosos y sus cuerpos nunca aparecieron y la semana pasada otro submarinista en la zona de Canido, también en la ría viguesa y el pasado domingo su cuerpo fue divisado por el helicóptero Pesca I.

Fuente: La Voz De Galicia