Un coro escolar con carrera discográfica en Baiona

Seis discos en ocho años. No está mal para un coro escolar como el del colegio Covaterreña.Tras cinco trabajos centrados en bandas sonoras de cine, en The Beatles, en la movida de los 80, la música afroamericana y un recopilatorio, sus integrantes afrontan el sexto y graban los temas más conocidos de las películas de animación infantil Disney.

Micrófonos, auriculares y mesas de mezclas se han convertido ya en material didáctico para el Coro Xuvenil Covaterreña. Hace doce años que nació como actividad extraescolar las tardes de los jueves y, en tan solo ocho, ha publicado ya cinco discos. El sexto estará en breve en la calle. Los sesenta alumnos de 13 a 16 años del colegio baionés que lo integran han compartido una intensa jornada de grabación con sus compañeros del conjunto musical del centro en el estudio Casa de Tolos, en Gondomar.

Esta vez, el CD recoge ocho populares temas extraídos de las películas de animación del sello Disney de todos los tiempos. Desde el clásico «Supercalifragilisticoespialidoso» de «Mary Poppins», al reciente «Suéltalo» de «Frozen», pasando por el popular «Quiero ser como tú» de «El libro de la selva» o el archiconocido «Hakuna Matata» de «El Rey León». Todo un reclamo para el público infantil y una motivación extra para los jóvenes artistas, dirigidos por el profesor David Piñeiro.

El docente se muestra «orgulloso» del esfuerzo y entusiasmo de sus pupilos, que se iniciaron en la carrera discográfica con «Músicas de primavera» en 2008, una selección de bandas sonoras de cine. El segundo trabajo se titulaba «Help!» y rendía tributo a The Beatles. Después llegó «Que movida!» con piezas de los años ochenta, seguido de un CD de música afroamericana y un recopilatorio de «grandes éxitos».

La «positiva experiencia» se consolida ahora con el trabajo titulado «Covadisney», que saldrá a la venta en mayo para recaudar fondos para la excursión de fin de curso y se presentará al público con un concierto en el auditorio municipal V Centenario.

Fuente: Faro De Vigo