Jaque a las reinas en Nigrán

Alrededor de 600 avispas asiáticas (Vespa velutina), en su mayor parte reinas, han sucumbido a las trampas con feromonas instaladas por el Concello de Nigrán hace apenas un mes. Dispuestas a construir sus colmenas, con capacidad para albergar hasta 2.000 ejemplares, la acción preventiva del Ayuntamiento sigue en marcha con el objetivo de frenar el imparable avance de esta especie invasora. En el municipio se eliminaron más de un centenar de nidos el verano pasado.

Cincuenta trampas instaladas hace un mes por el Concello en varios puntos del municipio tratan de impedir que Nigrán se convierta en un enorme avispero el próximo verano. Frenar el avance de la avispa asiática (Vespa velutina) es casi un imposible, pero la caza a la reina emprendida por el consistorio ya ha dado un «espectacular» resultado, explica Alfonso Vázquez, concejal de Sanidad y principal promotor de una medida preventiva que ya ha permitido atrapar cerca de 600 ejemplares de este insecto invasor.

«Cada reina que se captura es un nido menos», apunta el edil, quien recuerda que en cada avispero pueden convivir hasta 2.000 ejemplares. El cálculo de la invasión frustrada arroja como resultado, por tanto, un ejército de casi 1,2 millones de avispas, lo que da buena cuenta del crecimiento exponencial de una plaga que se originó en Francia en 2004 y alcanzó Galicia hace tres años.

La eliminación de la reina se ha revelado como el método más eficaz para su control y además permite «adelantarse a su proliferación, ya que ahora es cuando las reinas se activan y empiezan a construir la colmena para poner los huevos», apunta el alcalde nigranés, Juan González.

Las trampas, en las que el Concello ha invertido 650 euros, consisten en sencillos recipientes a los que se incorpora un líquido atrayente a base de feromonas que es preciso reponer cada quince días. Colocadas en Porto do Molle, A Ramallosa, Camos y Parada, volverán a rellenarse, por tercera vez, la próxima semana.

Según constata Alfonso Vázquez -que además de edil es apicultor y conoce la amenaza que representa esta especie invasora para las colmenas- el entorno del río Muíños, entre Praia América y Porto do Molle, es el espacio que suele escoger la Vespa velutina para anidar, «al haber humedad y gran cantidad de alisos». De hecho,fue en estas zonas en las que fueron localizados la mayoría de los 110 avisperos activos retirados la pasada temporada siguiendo el protocolo coordinado por la Xunta, que recibe los avisos en el 012, y ejecutado por operarios de la empresa Tragsa.

Plan de control

En paralelo al programa de erradicación y de retirada de nidos de avispa asiática, el Concello de Nigrán ha previsto adherirse al plan de vigilancia y control de la Xunta, que tiene como objetivo reducir el impacto de esta plaga. A través de él se informa a los municipios sobre la localización de los nidos y se les da acceso a una aplicación informática para gestionar los avisos y actualizar los datos de que dispongan para trabajar de forma coordinada.

Es «fundamental la localización precoz y la fumigación de los nidos», que evita la dispersión de los insectos, señala Alfonso Vázquez, que asegura que el Val Miñor y la costa lucense fueron las zonas más castigadas por la plaga el año pasado «porque hasta la fecha no se hizo nada».

Fuente: Faro De Vigo