¿Quién cuida el puente de A Ramallosa?

Los ayuntamientos de Nigrán y Baiona se reparten cada uno 18 metros de paso románico, pero el primero responsabiliza a la Xunta del mal estado del pavimento

El reciente reconocimiento del Camino de la Costa como ruta jacobea oficial por parte de la Xunta pone la lupa sobre esta obra civil, declarada monumento histórico en el año 1991. No hay que acercarla demasiado para percibir que le hace falta una puesta a punto.

El deterioro del pavimento es cada vez mayor y, en los últimos meses, se han levantado numerosas losas originales. Un técnico de la Consellería de Cultura revisó hace unas semanas su estado a petición del Concello de Nigrán, confirmó las deficiencias detectadas por el gobierno local pero le dejó la pelota al Ayuntamiento. Su informe recoge distintas patologías sobre el puente pero apunta a que debe ser la administración municipal la que les haga frente. El alcalde, Juan González, declina la competencia en la Xunta «ya que es una competencia de la Xunta y de Patrimonio y ellos deberían ser quienes lo conserven,».

El informe califica como «bueno» el estado del conservación del conjunto pero también las patologías «que han de subsanarse». El documento dice que «las especies vegetales vasculares en las juntas de la calzada pueden afectar a largo plazo a su buena conservación». Recoge que los líquenes no suponen un factor de deterioro pero sí el musgo que se aprecia ya que al retener la humedad facilita la aparición de nuevas especies vegetales y deteriora la piedra. Sobre la evidente pérdida de algunas losas, el mismo advierte que «estas ausencias ocasionan acumulación de vegetación y suciedad».

La Xunta sí asumió la última intervención. Fue en el año 2003, y destinó 59.084 euros para eliminar la vegetación, tapar las grietas y limpiar las pintadas.

Fuente: La Voz De Galicia