La Xunta invierte 260.000 euros en la nueva senda peatonal en la carretera de Porriño a Gondomar

Con el objetivo de incrementar la seguridad de los peatones y también de los ciclistas, la carretera autonómica PO-331 que va de Porriño a Gondomar contará con una nueva senda peatonal en la zona de Atín (Cela-Mos), para la cual la Consellería de Infraestruturas e Vivenda destina 260.000 euros.

Técnicos de la Xunta de Galicia se reunieron ayer en el Concello de Mos con la alcaldesa, Nidia Arévalo, y con el edil de Vías y Obras, Luis Alonso, para concretar sobre el plano las características y el trazado de esta senda, de 1.100 metros de longitud, que dará continuidad a la acera ya existente en el vial por su margen izquierdo, a la altura del Colegio Santo Tomás de Porriño, hasta la intersección con la carretera a Pereiras-Tameiga, en Mos. A pocos metros de este punto se encuentra el Colegio de Atín, por lo que con la ejecución de este proyecto existirá un itinerario peatonal continuo por ambos márgenes de la carretera, que comunicará a los dos centros educativos con el centro de Porriño.

Esta iniciativa se enmarca en el Plan Autonómico de Seguridade Viaria 2016-2020, Plan Sendas de Galicia, cuyo objetivo es promover itinerarios peatonales útiles y saludables, al recorrer la distancia entre los núcleos urbanos y los centros de equipamientos y servicios con son los colegios antes mencionados.

Actuaciones

Está previsto que los trabajos se inicien antes de que finalice el verano. El proyecto incluirá la construcción de aceras en el margen de la carretera que carece de ellas, mejora de las aceras y de los pasos de peatones ya existentes y del cruce de acceso al Colegio de Atín, mediante la acometida de una intersección.

La senda contará con un diseño que, según informan desde el Concello de Mos, conjuga identidad, seguridad, durabilidad e integración paisajística. Así, los elementos presentes en la citada infraestructura viaria son el pavimento integrado, borde con señalización, separador verde y gavia de seguridad.

Fuente: Faro De Vigo