Galicia puso fin a una de las mejores campañas de erizo en cuanto a precios

Pósitos como Aguiño o Baiona han encontrado un buen complemento en esta especie

A diferencia de en la costa asturiana, el equinodermo está desde hace años sometido a unos topes diarios y a una temporada de extracción. Además, este año la explotación del erizo se ha realizado en el marco del que ha sido el primer plan que regula la extracción de recursos específicos, que afecta a esa especie, a la navaja y el longueirón, a la peneira y a las anémonas, además del percebe y las miñocas, que ya disponían de normativa especial.

La Consellería do Mar ha recogido en esa orden los requisitos que se exigen para obtener el permiso para extraer erizo y las normas que han de regir los procesos de selección de mariscadores, que pueden ser tanto a pie como a flote.

Obligación de limpiar y vigilar

Entre esas exigencias está la obligación de participar en las tareas de limpieza y regeneración, así como de vigilancia para poder ver renovado el pérmex. Y si no se cumplen esos requisitos o se infrautiliza esa autorización -se exige una participación del 70 % de los días de campaña-, se expide a otro interesado, sea mariscador de a pie, de a flote o buceador, en apnea o con suministro de aire desde embarcación.

Y mientras en Asturias se relamen al pensar en el erizo, en Galicia el producto pasa desapercibido. Aunque ahora empieza a verse y reclamarse en pescaderías y grandes superficies, lo cierto es que el consumidor gallego prefiere tirar de la anilla de una lata para disfrutarlo en caviar o en huevas, que consumirlo en fresco. Hay, incluso, quien no sabría cómo atacar a esa bola con pinchos que suele ocupar espacio en tiendas delicatesen más que en los comercios de diario.

Fuente: La Voz De Galicia