El «Vaskkar» continúa bajo el agua en la bahía de Baiona ocho meses después de hundirse

La embarcación de 22 metros de eslora está rodeada por el sistema anticontaminación

 

La imagen llama la atención porque, aunque la embarcación sigue exactamente en el mismo lugar y posición, el efecto del agua del mar sobre los mástiles y palos del velero han transformado la estampa cubriendo la embarcación de verdín. Estos días recibe también la visita del delfín que surca la bahía desde la semana pasada. No es extraño que un barco naufrague, aún dentro de puerto, pero lo insólito de este caso es que se trataba de una embarcación de un gran porte, ya que mide 22 metros de eslora y seis de manga. El personal del puerto desplegó a tiempo un importante sistema anticontaminación en la zona para evitar cualquier potencial daño medioambiental. Primero se cercó toda la zona con boyas y se emplearon toallas absorbentes. El sistema funcionó a la perfección y no hubo incidencia ambiental alguna

Fuente: La Voz De Galicia