A Lanzada vuelve a la época jurásica

Ochocientos estudiantes de toda Galicia elaboraron 143 esculturas de arena

«Esta xa é a segunda vez que vimos e este ano estamos máis satisfeitos», explicaban Inés, Alba, Roberto, Samuel, Benjamín y Clara, un grupo de estudiantes de primero de bachiller del Monte da Vila. Les gustó especialmente la temática, «porque o ano pasado eran castelos e era máis difíciles de manter en pe», añaden. Se consideran ya todos unos expertos en esto de trabajar con arena. «Os do Grove son os mellores traballos e iso que non viñemos practicar», añaden mientras terminan de dar forma a su dragón con alas. A escasos metros otro grupo de primero de Eso del instituto A Xunqueira II de Pontevedra recoge los bártulos. «Es mucho trabajo. De trabajar la maqueta con plastilina a esto hay diferencia», añaden. La misma opinión comparten los estudiantes del María Soliño de Cangas. Estudian bachillerato artístico. «Hicimos lo que pudimos, porque la arena no es fácil de manejar», reconocen Jon, Marta, David, Amara, Nerea y Andrea. Han terminado la labor y han aprovechado para darse un baño, «había que aprovechar», explican. Como el sol no calienta, ahora se cubren con las sudaderas para entrar en calor. También se han bañado los de primero de la ESO del Escolas Proval de Nigrán tras acabar sus esculturas. «Tardamos una hora en hacerlas, no fue difícil», añaden. En lo que todos están de acuerdo es que en repetirían experiencia. «Por supuesto que volveríamos el año que viene», afirman. Entonces, el tema de las esculturas será el espacio.

El próximo año estas obras de arte deberán estar relacionadas con el espacio exterior

Fuente: La Voz De Galicia