«Esperaba escuchar palabras de perdón», dice tras declarar en el juzgado uno de los ciclistas atropellados en Nigrán en marzo

Tacha de mentiras los argumentos que esgrime la defensa del octogenario y considera que no se trató de un accidente, «sino de un atropello»

Este deportista tuvo que revivir una vez más ante el juez cómo sucedió todo y prácticamente repitió la declaración que hizo días después del siniestro ante la Guardia Civil. «Creí que todos estábamos muertos, pero ver salir a la gente adelante es algo que te da mucha moral», reconoció. Considera que el vehículo no podía ir solo a 50 kilómetros por hora por los daños que produjo. «Ver todo aquello fue algo increíble y el mismo atestado ha dicho que circulaba a 90 kilómetros por hora», manifestó. También recordó la primera reacción del conductor instantes después de producirse el brutal choque. Nunca lo vio bajarse del vehículo. «Paró a unos 200 metros, estuvo un rato parado, parecía que se iba a acercar, pero al poco rato se fue», afirmó al salir del edificio judicial.

Ayer también declaró Julio Díaz, otro de los ciclistas, que también ratificó lo que recoge el atestado elaborado por la Guardia Civil. Durante las declaraciones también estuvieron presentes los abogados del ciclista fallecido, José Antonio Casas y el del vicerrector vigués, vecino de Nigrán, José Antonio Vilán.

 

Fuente: La Voz De Galicia