La rosquilla endulza Gondomar once años después

La rosquilla vuelve a ser protagonista en Gondomar más de una década después. Once años han pasado desde la última edición de la fiesta gastronómica dedicada al tradicional dulce gallego en el Val Miñor. Pese a haber sido reconocida en su día con el título de interés gastronómico y cultural de Galicia por parte de la Xunta, desapareció del calendario de citas culinarias en 2006.

La Alameda de San Benito ha sido la gran ‘pastelería’ de la villa miñorana para despachar los más de 30.000 dulces que está previsto que se sirvan hasta el final de la jornada. La Festa da Rosquilla también ha servido como el arranque de los actos de hermanamiento de Gondomar con su ciudad homónima en Portugal, ya que los actos de este domingo se iniciaron con la recepción al presidente de la Cámara Municipal de la Gondomar portuguesa, Marco Martins, con un concierto. La fiesta también ha contado con la presencia de Carmela Silva, presidenta de la Diputación de Pontevedra, como pregonera y rosquillera mayor.

Fuente: Faro De Vigo