La Xunta eleva a dos millones la senda A Ramallosa-Gondomar y confirma las expropiaciones

La Consellería de Infraestructuras e Vivenda sacará a concurso este verano las obras de la senda mixta para peatones y cicloturistas entre los centros urbanos de Gondomar y A Ramallosa. La inversión aumentará en 800.000 euros respecto a la previsión inicial y se elevará a 2 millones, según confirmó ayer el departamento de la Xunta, tras publicar en el Diario Oficial de Galicia la aprobación definitiva del proyecto, que introduce varias modificaciones en respuesta a las alegaciones presentadas durante el período de exposición pública. El anuncio confirma la expropiación de 58 fincas particulares, que se tramitarán también en los próximos meses.

Se trata de un sendero de 3,5 kilómetros que discurrirá por el margen izquierdo de la calzada en sentido Gondomar-Ramallosa, con un ancho total de 2,7 metros. El espacio incluye un vial de hormigón coloreado de 1,8 metros para el disfrute de viandantes y aficionados a la bicicleta, separado de la calzada por una línea ajardinada de medio metro de ancho y por dos bordillos.

El departamento de la conselleira Ethel Vázquez había avanzado que la intervención mejoraría la seguridad vial del tramo con la modificación de los accesos al centro de salud de A Xunqueira y al instituto Escolas Proval. En las inmediaciones del centro educativo, se habilitará un carril central para facilitar el giro a los vehículos de transporte escolar y se implantarán medidas para regular la velocidad del tráfico en el entorno. En torno al ambulatorio, en el acceso a la carretera provincial, se creará una glorieta también para facilitar los giros y refugios centrales en los pasos de peatones.

En respuesta a las alegaciones presentadas, la consellería añade dos nuevos cambios: una glorieta semicircular de cambio de sentido en la intersección con la carretera de Donas -el acceso a la depuradora de Gondomar- y la ampliación de aceras en un tramo de cien metros ya en A Ramallosa, entre la plaza de abastos y el centro urbano, una antigua reivindicación de los vecinos de la zona. Habilitará asimismo un espacio de aparcamiento en las proximidades del citado mercado.

Fuente: Faro De Vigo