Baiona se enfrenta en el juzgado a 15 millones en reclamaciones por el parking de O Aral

El Concello de Baiona se defiende ya en los tribunales de las reclamaciones millonarias relativas al rescate del parking de O Aral. La constructora y antigua concesionaria del aparcamiento, la firma lusa Sofranda Gestão de Parques, y la titular de la hipoteca, Abanca, han presentado sendos recursos ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo Número 1 de Vigo, en los que solicitan al Ayuntamiento indemnizaciones que se acercan a los 15 millones de euros, una cantidad muy superior a los 3,4 millones en que el gobierno municipal ha tasado las instalaciones. La citada sala viguesa acogió ayer el primero de los dos juicios previstos, el promovido por la entidad bancaria. El segundo, que enfrentará a la Administración municipal con la empresa que explotó inicialmente el servicio, está fijado para el próximo martes, día 7 de noviembre.

Ambas vistas consisten en la práctica de pruebas sobre la valoración del inmueble y los posibles daños y perjuicios ocasionados a las entidades demandantes. En la de ayer, tres peritos, uno por cada parte y un tercero designado por el juzgado, comparecieron ante el juez para presentar sus informes por escrito y responder a las preguntas de los abogados.

El mutismo sobre los informes periciales es total, tanto por parte de Abanca como por parte del Ayuntamiento. El alcalde, Ángel Rodal, aseguró incluso ayer no tener conocimiento de la celebración del juicio. No obstante, fuentes cercanas al caso aseguran que la indemnización que reclama la entidad bancaria supera en aproximadamente un millón la tasación del parking aprobada por el gobierno municipal en pleno en junio de 2016. Se acercaría así a los 4,5 millones, una cifra inferior a la que suma la hipoteca sobre el aparcamiento de la que es titular la entidad, que supera los 5,6 millones, según el acta plenaria municipal de aquella fecha.

Conclusiones pendientes

Tras el juicio, quedan pendientes las conclusiones de las partes antes de que el juez tome una decisión y dicte sentencia. El magistrado otorgó ayer un plazo de diez días a Abanca y al Ayuntamiento para presentarlas. Después, habrá que esperar el fallo judicial.

Lo mismo ocurrirá el próximo martes en el juicio que enfrentará a Sofranda con el Ayuntamiento. Los peritos de ambas partes y el judicial presentarán sus informes y se someterán al interrogatorio de los abogados. Todo apunta a que el estudio municipal mantenga la citada cantidad de 3,4 millones, para abonar directamente a la entidad bancaria en su mayor parte y amortizar la hipoteca, mientras que el de la compañía portuguesa establecerá una cifra próxima a los 11 millones de euros, como ha anunciado en diversas ocasiones su delegado en Galicia, Pedro Mouriño. Después llegará el momento de las conclusiones y, más tarde la sentencia.

La batalla judicial está servida y puede prolongarse durante años. Con toda probabilidad, ambos fallos judiciales ofrecerán la posibilidad de recurso y abrirán la puerta a que el proceso se eternice de tribunal en tribunal.

Fuente: Faro De Vigo