El día que Feijóo cuestionó a su conselleiro

Probablemente no sabía que se refería a su conselleiro de Sanidade cuando cuestionó a los alcaldes de Baiona y Nigrán en el Parlamento por haber rechazado las brigadas de lucha contra el fuego financiadas por el Ejecutivo gallego, pero lo cierto es que el regidor baionés al que se refería realmente el presidente de la Xunta el pasado 18 de octubre era Jesús Vázquez Almuiña. Tres días después de la oleada de incendios, Alberto Núñez Feijóo espetó ante la Cámara que los dos alcaldes habían declinado firmar un convenio para contratar brigadistas en contestación a las críticas del gobierno nigranés por la falta de medios autonómicos en su territorio para sofocar las llamas del 15 de octubre.

El actual presidente de la Corporación baionesa, Ángel Rodal, confirmó ayer que dicho convenio había sido propuesto en junio de 2014, fecha en que el responsable de la sanidad gallega todavía estaba al frente del Ayuntamiento. Lo hizo durante el pleno, en respuesta a una pregunta del grupo municipal de Izquierda Unida. Explicó que la Xunta planteaba contratar a varios brigadistas "durante 3 o 4 meses" y en ese momento "no lo consideramos oportuno". Su aludido antecesor no se pronunció ayer sobre el tema.

El monumento

Los incendios centraron el debate plenario de ayer en Baiona. La Corporación aprobó por unanimidad una declaración institucional de agradecimiento a las fuerzas de seguridad, personal de emergencias y, en especial, a los vecinos que combatieron el fuego con cubos y mangueras. El texto logró el consenso tras retirar el gobierno popular la mención al monumento que prevé realizar en honor a la solidaridad mostrada por baioneses y visitantes aquella trágica jornada, dado que la oposición había mostrado su rechazo al reconocimiento por considerarlo "una tomadura de pelo" a los baioneses que sofocaron las llamas "solos". No obstante, el monolito se erigirá, según aseguró ayer el alcalde. No hay fecha para hacerlo, pero el equipo de gobierno mantiene su intención de colocar una piedra con dos cadenas enlazadas como símbolo de la unión vecinal "para que se recuerde aquel día y aquella muestra de altruismo en algún lugar público del municipio", indicó Rodal.

Fuente: Faro De Vigo