La guardería pública de Baiona pide mantas a las familias tras dos semanas sin calefacción

Una avería en la caldera mantiene la escuela infantil "A galiña azul" de Baiona sin calefacción desde hace dos semanas. Las temperaturas han bajado al fin tras un otoño atípico y han sorprendido a la guardería pública a la que asisten 70 pequeños de 3 meses a 3 años sin sistema de climatización, por lo que la dirección del centro ha solicitado a las familias el pasado viernes que envíen mantas para la siesta.

A través de una circular, el equipo docente de la escuela informaba la situación a los padres. "Cada día fai máis frío e a calefacción da escola está estropeada desde hai dúas semanas", indicaba la nota que, además de solicitarles las mantas, señalaba que "desde o Concello non nos informan de cando se vai arranxar". El mantenimiento del centro es responsabilidad del Ayuntamiento y la comunicación causó indignación entre los progenitores. "Es inadmisible que bebés y niños tan pequeños estén sin calefacción", se quejaba ayer el presidente de la asociación de padres del centro, Víctor Muñoz Encinas, tras reunirse con sus responsables.

El portavoz de los progenitores daba ayer un plazo de 48 horas al Ayuntamiento para reparar el fallo. En caso de que la instalación no esté arreglada mañana, iniciarán movilizaciones, advirtió tras lamentar que "el presupuesto de la puesta en marcha de la caldera ha quedado varios días estancado en las oficinas administrativas del Concello, pese a tratarse de un asunto de urgencia".

La concejala de Educación, Beatriz González, admitía también ayer que "ha habido que esperar la autorización del departamento municipal de Intervención para contratar el arreglo", cuyo presupuesto ronda los 2.000 euros, después de que un técnico acudiese a la escuela en cuanto el personal informó del fallo. Pero el retraso en la reparación no solo se ha debido a esa traba administrativa de control del gasto, sino también a las dificultades añadidas que presenta el sistema de climatización del edificio.

Se trata de una instalación geotérmica y, según indica la edil, "tan solo existe una empresa especializada en la provincia de Pontevedra que se dedique a estas cuestiones". Así que también hubo que esperar a que sus técnicos estuviesen disponibles y a que llegase "una pieza específica que la compañía ha tenido que pedir para realizar la reparación". La edil lamenta el "conjunto de circunstancias" que han demorado la solución al problema y confía en que esté resuelto entre hoy y mañana.

Las críticas de la oposición no se han hecho esperar y el portavoz del PSOE, Rafael Lores, censuraba ayer la "desatención aos servicios públicos básicos" por parte del Concello y lo instaba a reparar la calefacción con urgencia. "Non pode ser que os nenos estén a pasar frío por una avaría de 2.000 euros", recalcaba.

Fuente: Faro De Vigo