Silva ve "inmoral" que la sede del PP de Nigrán se utilizase para tramitar ayudas por los incendios

"Deleznable e inmoral". Fueron algunos de los adjetivos empleados ayer por la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, para definir la actuación del PP de Pontevedra tras recibir las quejas de diversos alcaldes y comprobar a través de la prensa, la existencia de una serie de reuniones que mantiene personal de la Xunta con vecinos de distintas localidades para agilizar la tramitación de las ayudas por los incendios, en las propias sedes del Partido Popular. Una de estas reuniones se produjo anteayer en Nigrán.

Silva se preguntó "¿qué escándalo es este?" y lamentó que el PP "confunda la administración con la propia organización". La presidenta de la Diputación mostró su "indignación" por ver "cómo las ayudas públicas se gestionan desde la sede de un partido" y dijo no entender "cómo la Fiscalía no investiga esto".

La reunión en Nigrán motivó una pregunta a la Xunta por parte del PSOE. Entre otras cuestiones los socialistas quieren saber si el gobierno autonómico autorizó "que la sede del PP se convierta en un centro de intermediación entre la ciudadanía y la Xunta de Galicia", así como si considera "defendible que el Partido Popular haga uso de relaciones privilegiadas para interferir en resoluciones administrativas".

En respuesta a las críticas, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, explicó que Silva se refería a una reunión celebrada en la sede del PP de Nigrán en donde ofrecieron a los afectados este "contacto directo" con la Xunta, dado que "el Concello no le reclamó a la Xunta que realizase ninguna reunión informativa y, por lo tanto, fue el PP a petición de muchos vecinos allí, como podría ser cualquier otro partido".

Fuente: Faro De Vigo