Nigrán apuesta por conectarse a Eiras para garantizar el suministro de agua

"O que temos é que loitar por ter asegurado o abastecemento e a alternativa non é Zamáns porque está baixo mínimos". Así mostró ayer el alcalde de Nigrán su oposición a la propuesta de su homólogo en Baiona, Ángel Rodal, de reservar el embalse vigués en exclusiva al Val Miñor para garantizar el suministro ante las graves dificultades que atraviesa la presa de Baíña. El regidor nigranés defiende otra opción de futuro para la comarca: construir una conexión con Vigo para recibir agua de su principal reserva, Eiras, que incrementará su capacidad gracias al bombeo desde el río Verdugo autorizado por Augas de Galicia y aceptado por el Concello olívico.

El Ayuntamiento vigués, titular de Zamáns, no se pronuncia sobre la idea de Rodal porque no tiene ninguna propuesta sobre la mesa, según indicaron ayer fuentes municipales. Pero el regidor baionés sigue adelante con su iniciativa y ayer mismo se la adelantó a responsables de la Xunta en una reunión en la ciudad, a falta de detallarla, acompañada de una ampliación del vaso, en un proyecto que elaborará la empresa encargada de la gestión hídrica en Baiona Gestagua. Prevé planteársela también a los regidores nigranés y gondomareño esta semana en un encuentro pendiente de convocar mientras González y su equipo trabajan ya en su propia solución paralela.

El alcalde de Nigrán asegura que técnicos de la concesionaria del servicio de abastecimieno y saneamiento, Aqualia, ven viable la ejecución de un enlace con la red viguesa procedente de Eiras en Saiáns. Así que les ha encargado un estudio para formalizar el planteamiento ante el Concello de Vigo y la Xunta. González desecha la apuesta de Rodal y rompe el acuerdo que existía entre los municipios acerca de este asunto, impulsado por los antecesores de ambos alcaldes en 2011. En aquel momento, Baíña había caído también a poco más del 20% de su capacidad como consecuencia del vaciado efectuado para ejecutar las obras que permitieron ampliar el vaso en un 25%. El entonces regidor baionés, Jesús Vázquez Almuiña, había planteado Zamáns como reserva únicamente miñorana con el apoyo del nigranés Alberto Valverde.

El actual regidor de Nigrán considera que el problema de Zamáns persistirá en los próximos años e insiste en que la solución "non é repartirse os embalses por concellos ou comarcas". "A auga é un ben de todos e no pode estar sometida a hiperlocalismos. Desde Nigrán sempre estaremos dispostos a darlle auga a Baiona cando o precise, pero cómpre implementar a feble reserva de Zamáns cunha conexión con Eiras para as emerxencias", recalca.

Gondomar, sin problemas

El alcalde de Gondomar, Francisco Ferreira, por su parte, rechazó ayer valorar la iniciativa de Rodal porque la desconoce. "Comigo non falou dese tema e non sei se é legal, se é viable ou se Vigo está dacordo", dijo. En cualquier caso, mostró sus dudas al respecto. "Non se trata de roubarnos a auga uns concellos a outros. Do que se trata é de facer un plan estratéxico hidrográfico para abastecer a todos os concellos de Galicia", defendió.

El problema de Gondomar no es tan grave como el de sus municipios vecinos. No depende del almacenamiento, sino del caudal del río de Peitieiros que, según asegura Ferreira, se ha incrementado con las últimas lluvias. Zamáns surte en cambio al polígono de A Pasaxe y en varias ocasiones se planteó desde el Ayuntamiento una conexión con depósitos para asegurar el suministro en momentos en que la sequía amenazase el cauce.

Fuente: Faro De Vigo