Baiona, Panxón y Gondomar se quedan sin pediatras más de una semana

Los centros de salud de Baiona, Gondomar y Panxón permanecerán más de una semana sin consultas pediátricas desde mañana viernes. Los tres facultativos que las atienden se marchan de vacaciones y el Sergas desviará a sus pacientes al servicio de A Xunqueira. Fuentes del departamento de la Consellería de Sanidade aseguran que no hay posibilidad de sustituir a estos profesionales por falta de pediatras en las listas de reemplazo, por lo que ha optado enviar uno de refuerzo al ambulatorio de A Ramallosa. Allí se centralizará, con tres médicos, la atención sanitaria de todos los niños de la comarca del Val Miñor hasta el 13 de diciembre.

Las familias que deseen solicitar cita médica para sus hijos en esas fechas pueden llamar a sus centros de salud habituales. El personal administrativo de cada uno de ellos gestionará igualmente los turnos, pero serán atendidos en A Ramallosa. El Sergas ha elegido este ambulatorio por tratarse del que dispone de más recursos, dado que allí trabajan dos pediatras habitualmente, y por estar ubicado en un punto equidistante para todos los pacientes miñoranos.

La medida afectará en total a un centenar de niños cada día. Las tres consultas atienden cada una más de una treintena de pacientes a diario, según confirman desde los tres centros. En el caso de Gondomar, la pediatra estará fuera del 1 al 13 de diciembre, ambos incluidos. El de Panxón se marcha del 4 al 10 y el de Baiona, del 1 al 12. A todos ellos, los ha instado el Sergas a disfrutar de los días libres pendientes antes de que finalice el año, según pudo saber este diario.

Quejas

La solución adoptada para cubrir la asistencia médica durante su ausencia genera quejas entre los afectados y entre los propios facultativos. Consideran "una insensatez" anular tres consultas en un momento de máxima presión asistencial, dado que existe una incidencia importante de gripe y resfriados, entre otras dolencias propias de la época del año, con una sensible bajada de temperaturas y en pleno curso escolar.

Los profesionales auguran un "colapso" del servicio de A Xunqueira, en una semana de puente, en la que creen previsible que numerosas familias aprovechen el día laborable sin clase, el 7 de diciembre, para llevar a sus hijos al médico.

Consideran la escasez de pediatras que alega el Sergas "una excusa", ya que aseguran tener constancia de que existen facultativos dispuestos a cubrir las bajas anunciadas. En este sentido, temen que esta solución provisional atienda a "un experimento" de la consellería para recortar la atención a los más pequeños y unificar el servicio de pediatría en A Xunqueira para toda la comarca.

Fuente: Faro De Vigo