Oia crea sus primeras viviendas públicas de alquiler social

n

Las primeras viviendas públicas de alquiler social de Oia estarán disponibles en unos meses en Loureza. El Concello pondrá en marcha en breve la rehabilitación de las antiguas casas de maestros de la parroquia para ofrecer un techo a las familias con menos recursos. Lo hará con un presupuesto e 100.000 euros, del que la Consellería de Infraestruturas e Vivenda aporta 75.000.

Se trata de dos hogares de 70 metros cuadrados con dos dormitorios cada uno. Abandonados hace años, los inmuebles presentan un importante deterioro que obliga a ejecutar una reforma integral para dejarlos en condiciones de residencia.

Una vez concluyan los trabajos, será el departamento de Servizos Sociais del Ayuntamiento el que seleccione a los inquilinos según criterios de capacidad económica. Los beneficiarios abonarán cuotas de arrendamiento menores a las del mercado inmobiliario.

La conselleira de Infraestruturas e Vivenda, Ethel Vázquez, y el delegado de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, visitaron las casas a rehabilitar acompañados de la alcaldesa, Cristina Correa. Los técnicos encargados del proyecto les explicaron los detalles de las obras.

La reforma será posible a través de un nuevo programa del Gobierno gallego que contempla ayudas para que los concellos de menos de 20.000 habitantes puedan restaurar viejas viviendas de maestros u otros oficios y obtener hogares de alquiler. Las subvenciones que se ofertan pueden financiar hasta el 90% de los costes.

Se trata de una línea de ayudas con el objetivo de facilitar el acceso a la vivienda y potenciar el desarrollo del rural de forma sostenible, ya que la rehabilitación ofrece ventajas medioambientales respecto a la nueva construcción y genera más empleo por euro invertido.

El Concello de Baiona también se ha acogido a este programa de subvenciones. Tras lograr la titularidad de dos de las viviendas de profesores de Sabarís, cedida por parte de la Consellería de Educación, ha solicitado la correspondiente subvención, que podrá alcanzar en este caso los 45.000 euros por vivienda al tratarse de un inmueble incluido en un casco histórico protegido.

La Consellería ha concedido todas las ayudas solicitadas por 6 municipios en 2017, por importe de 524.000 euros, para recuperar 14 viviendas. Ante el interés que ha despertado la medida, el departamento de Ethel Vázquez ha aumentado la partida este año más de un 80% hasta llegar casi al millón de euros y tramita ya las solicitudes de otros cinco ayuntamientos.

n Fuente: Faro De Vigo