En pleno agosto la basura se sigue acumulando en Nigrán

Metidos de lleno en temporada alta la historia en Nigrán se repite, y la veintena de trabajadores que componen el servicio de recogida de residuos sólidos urbanos, de  mantenimiento de viales y playas no da abasto con la basura generada por una población que se multiplica por cuatro en los meses de junio a septiembre. El resultado se traduce en  calles que no se limpian ningún día, zonas con un mantenimiento escaso o nulo y contenedores de recogida selectiva rebosando, mientras los usuarios de los arenales se ven en la obligación de apilar las bolsas. Un hecho que una vez más vuelve a despertar las protestas de muchos veraneantes que reivindican el derecho a que el entorno se mantenga limpio, ya que observan como día tras días sus calles siguen acumulando suciedad sin que ningún trabajador de la limpieza asome por ellas. 
nLos principales motivos apuntan a unos pliegos de contratación del servicio obsoletos tras al menos dos décadas sin actualizaciones y a una plantilla de trabajadores insuficiente. Desde el Concello aseguraron que la situación se solventará cuando saquen a concurso la adjudicación del servicio. Lo harán a finales de 2020. “Elaboraremos unos pliegos que obliguen a una revisión periódica de las condiciones para que se puedan ir adaptando en función del momento”, mantuvo el alcalde Juan González  
nDesde la concesionaria Cespa Ferrovial mantienen que cumplen a rajatabla con lo exigido en los documentos y que en la época estival llevan a cabo contrataciones de brigadas de refuerzo que varían basándose en las circunstancias puntuales, aunque en muchos casos no pasan de jornadas de 28 horas a la semana. Además de los cinco operarios extra con periodos de 70 días estipulados por el convenio colectivo. Otro de los puntos débiles del servicio es el relativo a los distritos compuestos por múltiples viales ya que aquí el método de limpieza es alternativo, es decir, que no actúan en la totalidad de las zonas periódicamente sino que van variando en función de los días, lo que provoca que en algunos espacios se acumule basura. Se trata de un hecho corroborado por varios residentes de la zona de Playa América tras comprobar que a menudo los operarios tardan más de 24 horas en limpiar sus calles. Fuentes municipales adelantaron que será otro de los temas a tener en cuenta en los nuevos pliegos.  
nPor otra parte la recogida selectiva de residuos acude a vaciar los contenedores con una frecuencia semanal e incluso quincenal, y este diario pudo constatar que en muchos puntos del municipio esta asiduidad no es suficiente con lo que las bolsas se amontonan por dentro y por fuera de los recipientes dedicados para tal fin.
nHace poco más de una semana los rumores de una huelga por parte del servicio de basura amenazaban al municipio, finalmente trabajadores, concesionaria y Concello llegaron a un entendimiento y ésta se canceló el pasado 27 de julio. Pese a todo y según las versiones de vecinos y veraneantes, la cobertura y metodología de limpieza no es efectiva en las zonas de máxima concentración de personas, sobre todo en las proximidades de arenales como los de Panxón o Playa América, donde además se concentra gran parte de la vivienda turística. 

n Fuente: Atlántico