Nigrán complementa las Perseidas con un festival folk

La posibilidad de contemplar uno de los fenómenos naturales más característicos del verano como las lágrimas de San Lorenzo se ha convertido en una tradición para muchos, que año tras año se desplazan a diferentes puntos geográficos para disfrutar de un espectáculo que tiene su cúspide entre el 11 y 13 agosto. El Concello de Nigrán, siguiendo con su línea de festivales en entornos naturales, ha dado una vuelta de tuerca a esta rareza y la complementará con una iniciativa que mezcla gastronomía, música Folk y el mejor observatorio natural del municipio, Chandebrito. “Chan de Folk”, financiado por la Diputación a través de Musigal, se celebrará el sábado 11 y pretende complementar la tercera edición dedicada a las Perseidas, que contará con guías de la Agrupación Astronómica Coruñesa, mediante una serie de actividades que comenzarán a las 20.30 en la “carballeira” pegada al campo de fútbol de Chandebrito. Dos horas más tarde, a las 22.30 y tras finalizar el concierto de Xulio Lorenzo, se llevará a cabo la salida a la observación en una jornada calificada de excelente por el Observatorio Astronómico Nacional (OAN), al coincidir en luna nueva. 
nLa observación de las lágrimas de San Lorenzo como actividad promovida por el Concello comenzó en el año 2015 y contó con 200 personas, tres años después se consolida como actividad de culto para muchos , además funciona como una propuesta para dar a conocer la parroquia nigranesa 

nn

Primer festival folk
nEl calendario de actividades programada para el sábado 11 arrancará a las 20.30 con la venta de bebidas y choripanes y media hora más tarde el músico y compositor Xulio Lorenzo dará un concierto acompañado  del gaiteiro Marcos Campos,  el grupo de panderetas Arume y el bailarín Chisco de Pereiras. Su banda está compuesta por el acordeonista de Priegue, Roberto Comesaña; Carlos Castro a la percusión y Diego Bea a la guitarra. El de este sábado es el primer festival dedicado íntegramente a la música folk que se celebra en Nigrán. Cuenta con la colaboración de la Comunidad de Montes y la Asociación de Veciños “O Castro”. n

n Fuente: Atlántico