Devuelven a la guardería de Nigrán el tobogán robado y vendido por internet

n

Final feliz para el robo de juguetes de la guardería de Nigrán. O casi, porque todavía falta localizar a los autores. El tobogán con caseta que había sido sustraído en uno de los patios de la escuela infantil A Galiña Azul regresó ayer a su sitio. Una vecina del municipio lo había comprado para sus dos hijos de corta edad y se lo entregó al Ayuntamiento en cuanto se enteró de su procedencia a través de este diario. Operarios municipales lo devolvieron a su lugar a media mañana en un camión.

Se trata de la única pieza vendida de las tres que los ladrones se habían llevado del espacio de recreo y habían puesto a la venta a través de la web de comercialización de artículos de segunda mano "wallapop" . Todo ocurrió durante el pasado fin de semana. Los elementos de juego estaban en su lugar el viernes por la tarde cuando el personal del centro se marchó a casa. Fue el domingo cuando una exprofesora de la escuela los identificó entre las ofertas de la página por varias razones: porque las fotografías que mostraba habían sido realizadas en el propio patio y porque mostraban el desgaste propio del uso infantil durante varios años y marcas reconocibles para cualquiera que hubiese estado en contacto con ellos.

En ese momento, el tobogán con caseta ya había sido adquirido por 15 euros. Muy barato, ya que su valor en el mercado ronda los 300 euros, según los cálculos de la dirección del centro. Los otros dos juguetes robados que llegaron a ofertarse en la web eran otro tobogán más sencillo y un balancín, por 10 euros, aunque su importe en el mercado sumaría unos 80. Ambos fueron recuperados el lunes por la Policía Local de Nigrán tras la primera denuncia de la dirección de la guardería. Estaban en el bajo del faro de Praia América, sobre un suelo de hormigón y junto a neumáticos y ladrillos.

Y fue precisamente en las inmediaciones de dicho faro donde la madre que llegó a comprar el tobogán con caseta lo recibió. Allí se citó con los vendedores para recogerlo, según pudo saber este diario, aunque por el momento no han trascendido datos sobre los sospechosos.

La Guardia Civil se hizo cargo ayer del asunto y abrió una investigación sobre lo ocurrido en busca de los asaltantes. Agentes realizaron una inspección en la escuela y la directora de la misma formalizó otra denuncia en el puesto principal Baiona-Nigrán.

A las tres piezas recuperadas se sumaba entre las ofertas de "wallapop" una cuarta de la guardería nigranesa, una especie de parque de juegos de plástico que ni siquiera había sido sustraída todavía.

Tras lo ocurrido, y teniendo en cuenta que el centro ya registró el pasado curso dos robos de las lonas que cubren el arenero, el Concello de Nigrán se plantea colocar cámaras de seguridad en el entorno.

n Fuente: Faro De Vigo