Un juez obliga al alcalde de Baiona a hacer indefinida a su secretaria personal

n

El Juzgado de lo Social Número 2 de Vigo ha condenado al Concello de Baiona a otorgar un puesto indefinido no fijo como auxiliar administrativa a Mónica Martínez, la secretaria particular del alcalde, Ángel Rodal. La sentencia considera probado que la trabajadora realizaba las funciones previstas para esa categoría profesional de forma continuada y que su contratación temporal como personal de confianza era fraudulenta, por lo que establece la necesidad de crear la plaza correspondiente. El fallo, que no es firme y admite recurso ante Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, establece además una indemnización de 1.140,08 euros por las diferencias salariales que le corresponden.

Es la segunda vez en cuatro meses que un juez ordena al Ayuntamiento incorporar a un cargo de confianza a la plantilla sin aprobar oposiciones previas. La primera fue Ángeles Silva, exedil del PP que el gobierno municipal fichó como asesora cuando dejó de formar parte de la Corporación municipal. Tras siete años como parte del gabinete de la Alcaldía, la exconcejala reclamó sus derechos laborales por la vía administrativa. El alcalde la cesó de forma inmediata por ello y acudió a los tribunales. El juez le dio la razón en junio y la reconoció como auxiliar administrativa indefinida no fija, por las mismas razones que ahora a su compañera.

La secretaria personal de Rodal siguió los pasos de Silva y ha logrado los mismos resultados, a diferencia de la indemnización. La exconcejala obtuvo 9.000 euros por los daños y perjuicios del despido y por los atrasos mientras permaneció cesada. La trayectoria en el Ayuntamiento de ambas tampoco es igual. Martínez nunca ha formado parte de la Corporación, pero sí está vinculada a la agrupación local del PP. Accedió al Concello como auxiliar administrativa y, de octubre de 2006 a abril de 2008, firmó hasta tres contratos temporales. Fue en agosto de 2008 cuando el exalcalde Jesús Vázquez Almuiña la fichó como asesora. El actual regidor le renovó la confianza cuando lo sustituyó al marcharse a Santiago como conselleiro de Sanidade.

n Fuente: Faro De Vigo