El transporte público de Vigo llega a Gondomar desde mañana

n

La compañía de transporte público de Vigo -Vitrasa- extenderá el servicio de viajeros hasta Gondomar a través de la línea 7, según informó ayer el alcalde de esta localidad, Paco Ferreira.

Según el regidor, sus conversaciones con la concejala de Transportes de Vigo, María Ángeles Marra, "permitirán que los gondomareños cuenten con un servicio de transporte que los acerque cada media hora y desde la primera hora de la mañana hasta la noche, a los principales puntos de la ciudad olívica (Plaza de España, Castrelos, Gran Vía, etc.), trayecto comprendido dentro de la línea 7".

Con la implantación de este servicio de transporte "los más beneficiados serán los más de 3.000 vecinos de la parroquia de Vincios y en especial los más de 500 vecinos que viven en el barrio de A Fraga, como los 3.000 trabajadores que alberga el complejo industrial de A Pasaxe, que tendrán el servicio de Vitrasa en la puerta de sus casas y sus puestos de trabajo. El resto de vecinos tendrán que acercarse de momento hasta Vincios para coger el bus urbano, pero este primer paso, abre nuevas expectativas de interconexión entre ambos concellos y en el futuro no se descarta la ampliación del servicio y de itinerarios", indicó el alcalde Paco Ferreira.

El precio del billete es de 1,35 euros en tarifa ordinaria y las frecuencias e itinerarios podrán consultarse en la página web de Vitrasa así como en la del concello de Gondomar, referente a la línea 7, que contará con sus nuevas paradas desde mañana día 5 en la rotonda donde se ubica la empresa de automoción BorgWarner, y una segunda en la entrada al barrio de A Fraga.

El alcalde agradece el esfuerzo del gobierno de Vigo, "muy en especial a su concejala Angeles Marra, por su implicación en este tema que tantos quebraderos de cabeza ha causado a los vecinos de Gondomar durante años, siendo este tan solo el comienzo de una serie de propuestas que abren nuevas vías para mejorar la comunicación a través del sistema de transporte público, que han demandado de manera reiterada los ciudadanos durante años y que la Xunta de Galicia no es capaz de solucionar, ni quiere hacerlo, porque no les preocupamos en absoluto los vecinos del Área Metropolitana y menos los concellos que no sean de su mismo color". Gondomar estudia la implantación de un transporte público interparroquial o con convenio con el servicio de taxis del municipio.

n Fuente: Faro De Vigo