El PP se queda en minoría en Baiona al dejar la formación la edil de Turismo y Educación

n

La concejala de Educación, Juventud, Turismo y Nuevas Tecnologías de Baiona, Beatriz González Pérez, comunicó ayer de forma oficial su renuncia a las responsabilidades del gobierno local y su baja en el Partido Popular, pero mantiene su acta en el pleno de la corporación, pasando a ser edil no adscrita.

Su renuncia hace visible una crisis interna existente en el seno del ejecutivo que preside Ángel Rodal, acrecentada o derivada de las denuncias y las sentencias que convirtieron en laborales fijos a varias personas que entraron a trabajar en el Concello como personal de confianza o como becarios, como es el caso de la hermana de esta edil.

La edil aseguró ayer que se decidió a dar este paso "tras una larga reflexión" y dijo que lo hacía por las "continuas disconformidades con el actual equipo de gobierno". "Tomé la decisión al entender que la situación es totalmente insostenible", señaló.

La edil denuncia presiones para abandonase totalmente la Corporación indicando que "a pesar de los intentos de muchos por que dejase mi acta, siento que el trabajo que he llevado a cabo durante estos tres años me avala".

Añade que es una decisión meditada desde hace meses y, aunque tardó en dar el paso, "he dejado de compartir tanto las decisiones orgánicas como políticas de este equipo, esperando un cambio de rumbo que no se ha producido".

"Comenzar mi actividad política tenía un fin único: desarrollar mi vocación pública para intentar mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía de Baiona. Sin embargo, no se me ha dado voz y me he encontrado con muchos obstáculos para poder realizar mis funciones de la manera que yo consideraba oportuna", señaló.

"Siento que no puedo seguir enfrentándome a mi propio equipo desde dentro ya que la gente de Baiona, que es realmente para quien yo trabajo, merece ser conocedora de nuestras discrepancias internas", puntualiza.

Asegura no entender la política como medio de vida. "Mi visión de un partido político no es otra que la de ejercer como herramienta de cambio social, pasando por reconocer que como políticas estamos al servicio de la ciudadanía y no al revés".

Carlos Gómez Prado, portavoz del PSdeG-PSOE de Baiona, indicó sobre la crisis del gobierno local baionés que "non imos a facer leña da árbore caída", afirmado que los problemas internos del PP de Baiona afectarán a los vecinos. Indicó también que los problemas de los partidos deben arreglarse dentro de los mismos.

Por su parte, desde el grupo del BNG lamentaron que "unha vez máis a veciñanza de Baiona sufra a nefasta xestión do Partido Popular", e indicaron que ya en el mes de junio solicitaran la dimisión del alcalde tras la sentencia condenatoria que obligaba a readmitir a Ángeles Silva, cargo de confianza nombrada por Ángel Rodal. "Os feitos volven a dar razón ao BNG, o goberno municipal está esgotado e certifica un fin de ciclo. Unha nova alternativa para Baiona debe xurdir e ser refrendada polo veciñanza", indican.

n Fuente: Faro De Vigo