Rodal lleva a pleno los presupuestos de 8,8 millones sin saber si podrá aprobarlos

El alcalde de Baiona, Ángel Rodal, somete mañana a consideración del pleno municipal los presupuestos de 8,8 millones de euros, y por primera vez en la legislatura desconoce si saldrán adelante.

La decisión de la ya exconcejala de Turismo de quedarse en la Corporación pero apartarse del gobierno pone una espada de Damocles sobre la viabilidad de las cuentas. Beatriz González Pérez parece estar dispuesta a no ausentarse y a votar en contra de las cuentas en las que se amortiza la plaza de responsable de comunicación, que ejerce su hermana.

El regidor mantiene la petición de ausencia que ya formuló a la concejala, al entender que no puede votar porque la amortización de la plaza que se propone le afecta personalmente. Si la edil finalmente no se posiciona y la oposición vota en bloque en contra -cuestión que aún no se conoce-, las cuentas pueden aprobarse con el voto de calidad del alcalde, que se usa para dirimir los empates. Si por el contrario la edil decide no ausentarse y votar en contra con la oposición -una situación posible-, el PP perdería por vez primera una votación de esta magnitud en una década. Cuando el alcalde le propuso a la edil ausentarse en el pleno lo hizo desde el supuesto que la concejala estaba con el equipo de gobierno y si se quedaba debía votar a favor, pero desconocía la reacción de la misma que, según explicó Rodal, decidió después abandonar el gobierno. Ahora, desde fuera, es libre de votar en contra.

Si los presupuestos no pueden aprobarse, tampoco podrá llevarse adelante distintas cuestiones de organización relacionadas con el personal del Concello, que también están en el eje del conflicto en el seno del gobierno.

La exconcejala de Turismo destacó en su despedida que hubo personas "que se han encargado de hacer de mi paso por el Ayuntamiento el más desagradable de los caminos", en referencia a compañeros del gobierno local.

La edil llego a decir que "hace tiempo que nuestras diferencias se agudizan, pero siempre he dicho que me parecía injusto tener que marcharme yo cuando mi implicación con este cargo que alegremente acepté un 13 de junio de 2015 ha sido total y absoluta".

Por otra parte, el alcalde indicó ayer que las áreas que ha dejado libres Beatriz González serán repartidas entre los miembros del gobierno local, pero no quiso anticipar quienes se quedarán con las diferentes competencias.

n Fuente: Faro De Vigo