Entra en vigor el tercer núcleo que salvará otra vivienda de la piqueta en Gondomar

La delimitación del núcleo rural de Penalba, en la parroquia de Mañufe, está en vigor desde que la publicó el Boletín Oficial de la Provincia el miércoles. Una normativa que permitirá evitar el derribo una vivienda. Tras las de Campo Grande y Prado, esta es ya la tercera ordenación en marcha en Gondomar para dar cobertura legal a construcciones con orden de demolición. Y son ya ocho las casas al límite que podrán revertir su situación.

La oficina municipal de Urbanismo inició hace dos años la ordenación de trece asentamientos rurales de forma urgente para salvar al menos nueve casas con orden de derribo de la Axencia para a Protección da Legalidade Urbanística (APLU) porque la urgencia del problema no podía esperar a la aprobación del PXOM, todavía en fase inicial.

El portavoz de Manifesto Miñor, Antonio Araúxo, responsable del departamento urbanístico hasta la reciente expulsión de su grupo del bipartito por parte del alcalde socialista, agradece el compromiso de los funcionarios en este "complexo traballo", que "en breve posibilitará a entrada en vigor doutros núcleos pendentes como o de San Roque e A Carballa en Morgadáns e a Mourisca en Chaín". En trámites se encuentran también los de Cruceiro, en Donas, y A Rochela, en Vilaza, indicó.

n Fuente: Faro De Vigo