El alcalde de Gondomar culpa a las candidatas de PP y BNG de la supresión de paradas de Vitrasa

Ninguno de los responsables del transporte urbano de Vigo ofreció ayer explicaciones sobre la anulación de las paradas de ampliaban la línea 7 y la acercaban al polígono de A Pasaxe, sin salir del término municipal vigués. La concesionaria, Vitrasa, y el Ayuntamiento olívico declinaron responder a este diario al respecto. Pero el alcalde de Gondomar, Francisco Ferreira, las tiene. No se las ha pedido ni a la empresa, ni tampoco al gobierno municipal olívico, según admitió ayer, pero considera que fueron las las candidatas gondomaresas del PP y del BNG a la Alcaldía, Paula Bouzós y Manuela Rodríguez, las que provocaron la decisión de suspender el servicio. Las acusa de "boicotear" la prolongación de la ruta. "Unha vez se puxo en marcha a liña que achegaba o autobús, houbo un aluvión de críticas desproporcionadas acusándome de mentir, houbo ataques con saña por parte de Bouzós e de Rodríguez cara min e, de repente, esa liña vese suspendida", argumentó.

El regidor lamenta que finalmente haya desaparecido el servicio, "que era de gran axuda para o barrio da Fraga e para os traballadores da Pasaxe", y afirma ahora además que el gobierno municipal planeaba un aparcamiento en el entorno "para que os veciños de Gondomar puidesen deixar alí o coche e desprazarse a Vigo no transporte urbano".

En este sentido, asegura además que el departamento de Mobilidade del Concello de Gondomar "traballa nunha iniciativa piloto de tarxeta municipal de taxis para facilitar e abaratar os desprazamentos en taxi dentro do termo municipal gondomarés". Aunque sobre este proyecto, indica que todavía está en fase de negociaciones pendientes con las partes afectadas.

Ferreira señala que "a actitude do PP é entendible, xa que non está para favorecer o transporte de Gondomar, como ben dixo a conselleira que o que foi a Sevilla perdeu a silla". No obstante, invita a la alcaldable popular, Paula Bouzós, a actuar como "mediadora" ante la Xunta para que incluya a Gondomar en el plan de transporte metropolitano, en lugar de "desacreditar calquera iniciativa que supoña unha mellora substancial para os veciños".

Reunión en el centro neural

Cuestiona el papel de Rodríguez

"Menos comprensible é o comportamento da candidata do BNG, Manuela Rodríguez, que ademais é a voceira da Asemblea Veciñal por un Transporte Digno para Gondomar. Lonxe de celebrar calquera iniciativa de mellora, por pequena que sexa, censúraa se non vén da súa man", lamenta el alcalde. Respecto al papel de Manuela Rodríguez, considera que "perdeu toda a credibilidade", por lo que recomienda a la plataforma ciudadana que lucha por mejorar la movilidad en el municipio "que busque outro interlocutor".

Los integrantes de este colectivo se reúnen precisamente hoy a las 20.00 horas en el centro neural de Gondomar para abordar los últimos acontecimientos y la polémica respecto a las paradas de Vitrasa y para decidir si toman medidas al respecto.

n Fuente: Faro De Vigo