Doscientas casas de Parada estrenan su primera traída municipal de agua

Buena parte de sus casas se encuentran a pocos metros del parque empresarial Porto do Molle, en el que se operan compañías de alta tecnología, pero la parroquia nigranesa de Parada acaba de estrenar su primera red pública de suministro de agua. El Concello y la concesionaria del servicio, Aqualia, la han puesto en marcha esta semana tras invertir 317.000 euros en la obra que generó su mayor enfrentamiento institucional con la Xunta. Doscientas viviendas de los barrios de A Carrasca, Laxe, Tinde o Igrexa pueden conectarse ya a la traída municipal, después de décadas de abastecimiento a través de traídas comunales o pozos particulares.

Augas de Galicia anuló en 2015, tras el cambio de gobierno en el Ayuntamiento, el convenio firmado para llevar a cabo el proyecto. Tras meses de conflicto institucional, el Concello decidió asumirlo, pero el inicio de los trabajos se retrasó de nuevo porque Patrimonio exigió un control arqueológico en la zona del depósito de Monte Eiró y porque la autorización de Sanidade se demoró durante meses.

Pero el agua sale al fin de los grifos de la zona con la presión suficiente y ello supone un alivio para vecinos, negocios e incluso para el centro de atención a personas con diversidad funcional Juan María.

Una parte de la parroquia dispone ya de un servicio de primera necesidad que llegará a principios del próximo año al resto. Aqualia prevé finalizar en enero las obras para acercar el suministro a los barrios de Nandín, A Rúa, Con y A Reboreda y también a zonas de Camos como O Castelo, A Lama y O Rial, así como a las viviendas situadas en las inmediaciones de la Rúa dos Pazos. Serán un millar de vecinos los que se beneficiarán de esta actuación que cuenta con un presupuesto de 374.809 euros financiados íntegramente por la empresa concesionaria en virtud de un acuerdo con el Concello.

n Fuente: Faro De Vigo