Los comuneros retoman la excavación del castro de Chandebrito diez años después

Fue descubierto hace 75 años por el arqueólogo Luis Monteagudo y es uno de los más importantes y mejor conservados de la provincia, pero el castro de Chandebrito todavía apenas ha sido estudiado en profundidad. La primera excavación seria del entorno se cerró en falso por falta de financiación hace una década y ahora la comunidad de montes y la asociación de vecinos que lleva su nombre han decidido retomar el estudio arqueológico del entorno para conocer más detalles de su historia. La idea es dejar al aire libre una pequeña parte del poblado para organizar visitas en el futuro, según explica el presidente de ambos colectivos, Víctor Vidal Otero.

Considerada la zona 0 de la oleada de incendios que arrasó Galicia en octubre del año pasado porque allí fallecieron dos vecinas, la parroquia de Chandebrito perdió la práctica totalidad de sus 460 hectáreas de monte arrasadas por las llamas. Una tragedia que sacudió a los comuneros y les hizo agudizar el ingenio en busca de alternativas a la producción de madera. Una de ellas puede ser el turismo y crear el primer museo al aire libre de Nigrán alrededor del castro. "Apostamos por la multifuncionalidad del monte porque tenemos la suerte de contar con valores naturales, culturales y patrimoniales en la parroquia y porque creemos que, aprovechando la recuperación medioambiental que se está llevando a cabo del entorno, creemos que este espacio arqueológico debe ponerse en valor y divulgarse", señala Vidal.

La intervención, presupuestada en 38.816 euros, se realizará en dos fases. La primera ha comenzado esta semana con 7.200 euros aportados por la firma Ence a través de su plan social y consiste en la retirada de maleza, acondicionamiento del entorno y la excavación de la terraza superior del poblado, que será la zona que se descubrirá para las futuras visitas. La segunda fase, prevista en el primer trimestre del año, se centrará en la musealización y divulgación de la ciudadela que pudo existir entre los siglos V antes de Cristo y II de nuestra era. Para esta parte de los trabajos, la comunidad de montes espera conseguir financiación por parte de la Xunta, la Diputación y Abanca, señala su presidente.

n Fuente: Faro De Vigo