Tres apicultores retiraron 200 nidos de velutina en Nigrán

n n n El Ayuntamiento de Nigrán realizó  un reconocimiento público a tres apicultores del municipio que combaten activamente la plaga de la  avispa velutina. El acto se realizó durante la charla informativa al respeto ofrecida por la Asociación Forestal Gallega y la Diputación en el salón de plenos del Ayuntamiento y a la que asistieron decenas de apicultores interesados en esta lucha.
nLos apicultores y vecinos de Nigrán Jesús Pereira, Dani  Slizt y Alfonso Vázquez (este último edil de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Nigrán) retiraron entre los tres en el municipio más de 200 nidos solo en 2018, actividad que comenzaron desinteresadamente cuando se detectó por vez primera la presencia de la especia invasora en la comarca. Por este motivo, el Ayuntamiento de Nigrán, la petición de los propios vecinos, quiso reconocer su labor. «La responsabilidad de combatir esta plaga es de la Xunta, pero en Nigrán estas tres personas trabajan a destajo día a día porque son apicultores plenamente concienciados de la amenaza que supone la  velutina», señala el alcalde, Juan González.
nAlfonso Vázquez, concejal del gobierno local y apicultor de la parroquia de Parada con más de 60 años de experiencia,  fumigó o retiró personalmente algo más de 160 nidos en la localidad solo en este año 2018, más del doble que el año anterior (habían ido 70). Precisamente, desde el Ayuntamiento de Nigrán y la instancias de Vázquez, se adquirió en el 2016 una pértiga capaz de llegar a nidos hasta a 25 metros de altura, circunstancia que le permitió multiplicar su radio de acción. Además, desde su concejalía se han repartido entre particulares 350 trampas contra las avispas asiáticas y 250 litros de líquido te atraje (la base de  feromonas) que permitieron eliminar nos últimos dos años un mínimo de 2.500 reinas con sus  consiguientes nidos. Según los expertos, asegurar la eliminación de la reina es el método más eficaz para su control, ya que evita la producción  de nuevas reinas y la formación de colmenas, que pueden albergar hasta 2.000 ejemplares. 
n Fuente: Atlántico